ADMINISTRACIÓN
Últimos temas
» Lazos sagrados ||Tate Langdon||
Ayer a las 10:25 pm por Tate Langdon

» Atrapado en otro cuerpo || Zoe Benson || flashback +18
Ayer a las 9:01 pm por Kyle Spencer

» Entre espumas de colores || Libre || +18
Ayer a las 8:34 pm por Mr. Gallant

» El hotel de la muerte|| James P. March
Dom Dic 09, 2018 8:58 am por James March

» Cierre de Temas
Lun Nov 26, 2018 1:13 pm por Tate Langdon

» Registros de PB
Jue Nov 22, 2018 10:11 am por Colin Gray

» Registros de Grupo
Jue Nov 22, 2018 10:09 am por Colin Gray

» Nueva victima || Libre ||
Dom Nov 18, 2018 8:41 am por Kai Anderson

» Jayne Fox ID (En Proceso)
Sáb Nov 17, 2018 5:39 pm por Papa Legba


Lazos sagrados ||Tate Langdon||

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Kai Anderson el Lun Nov 26, 2018 5:31 pm
La casa luce igual que la primera vez que puse un pie aquí; tan lúgubre y oscura como la recuerdo. No puedo negar que el aire familiar casi me genera nostalgia, puede que solo hubiera pasado una noche aquí ¡Pero que mierda! Fue mucho menos de una noche, un par de horas como mucho, pero eso no importa, lo realmente relevante fue que en ese escaso tiempo forme un vínculo irrompible con uno de los fantasmas de esa casa, un adolescente de rostro angelical cuya oscura alma consiguió cautivarme desde un inicio, no fueron los hechos de su pasado los que me atrajeron en primer lugar, sino su propio pensamiento, su esencia que llamo lo suficiente mi atención como para desear tenerlo a mi lado por la eternidad.

El que fuera él un fantasma complica bastante las cosas no puedo negarlo, el principal y más molesto problema es que no puedo llevarlo conmigo a donde desee. Aun no conozco los motivos pese a todo lo que estuve investigando, pero alcanzo a comprender que la casa tiene alguna clase de poder que mantiene a cualquiera que muera en ella cautivo por la eternidad. Historias como esa para mí son poco menos que chorradas, pero ese pensamiento no ayuda para nada a la situación.

Confió plenamente en que llegado el momento encontrare la manera de liberar a mi pareja fantasma, pero hasta que ese glorioso suceso acontezca debo conformarme con visitar de forma recurrente a casa.

Esta es la primera vez que me paro ante ella desde la noche en que asesine a sus dueños anteriores, ya ha pasado algún tiempo pero fue lo necesario; la posibilidad de ser visto por alguien y levantar las sospechas suficientes para que la policía quiera investigarme es un riesgo que no estoy dispuesto a correr, pero  al parecer las cosas ya se calmaron lo suficiente; los cordones policiales fueron retirados, un equipo de limpieza vino a dejar todo el lugar como si en el no hubiese ocurrido crimen alguno y, para finalizar, el letrero de Se Vende puede apreciarse en el frente de la propiedad. Así que sí, creo poder afirmar sin margen de error que no corro peligro alguno de ser descubierto.

- Donde se habrán metido todos los fantasmas…- mascullo para mis adentros mientras caminaba alrededor de la casa, si no encuentro una entrada disponible me veré en la necesidad de formar la puerta principal.- Eh Tate será mejor que sagas.- guardo silencio unos segundos a la espera de si algo sucedía tras mi llamado; de momento, nada, el silencio es tal que me llego a preguntar si no abre estado alucinando la primera vez, pero eso no es siquiera factible porque en mi mano derecha aún hay una marca a medio  cicatrizar.- No me hagas esperar demasiado.- suspiro metiendo ambas manos a mis bolsillos, en ese momento por una de las ventanas me parece ver algo, una sombra quizá, pero nada que me diga que del joven rubio se trata.
Mensajes : 35

Fecha de inscripción : 03/10/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Tate Langdon el Lun Nov 26, 2018 9:15 pm
Murder House  |

Tumbado en el sofá de la sala se queda mirando el techo en silencio, entre tanto el nuevo psiquiatra intentaba mantenerse en calma a pesar de que Tate no colaboraba en absoluto en la terapia. –Bueno… ¿Qué suelen hacer cuando un cliente se digna a no hablar? –El psiquiatra se sube las gafas mirando a Tate con una sonrisa manteniendo el control de la situación– ¿No lo estábamos haciendo? Tate cuéntame exactamente ¿Por qué tienes esas visiones de muerte? –

Revisa los papeles que tiene encima de sus piernas. Tate se levanta para luego sentarse en la mecedora moverse de un lado a otro mirando al psiquiatra, quien le devuelve la mirada un tanto inquieto por la actitud del chico–No sé, a veces pienso en el sexo. –El hombre intenta mantener la compostura a pesar del que el adolescente parecía que solo quería jugar con su poca paciencia.

–Ah, sí. ¿Piensas mucho en sexo? –Tate sigue moviéndose en la mecedora esbozando una sonrisa de medio lado para ponerlo nervioso –Si. Pienso en el sexo mucho. Me masturbo para alejar las visiones de sangre y matanza. ¿Usted no piensa en el sexo? –El hombre frunció ligeramente el ceño ante la pregunta del adolescente el cual parecía tener interés en la vida sexual de su psiquiatra. – No he venido para eso Tate.

Entonces…Tú madre me contó que a los 6 años su padre les abandono. –
Se levanta de manera brusca de la mecedora. Porque al nombrar a su madre no era algo de lo que le apetecía demasiado hablar  –Ya vale con esa mierda. Usted no me ayuda–el hombre se quita la gafas. Su cabello era canoso y las arrugas de expresión le daba un aspecto más mayor pese a que no perdía el atractivo que poseía a pesar de su edad–Ya se acabo no pienso consentir su comportamiento. Ahora mismo me largo, ha sido un error tratarte Tate. –

Tate le grita furioso sin control de sus emociones –Si, largo. Es un farsante. No espera, no quise decir eso…perdona no sé qué me pasa –se siente confundido por su actitud –Solo quiero que me ayude. Que estas visiones desaparezcan de una maldita vez, solo eso…- dijo aferrándose al brazo del otro. –No puedo ayudarte Tate. Solo tú puedes ayudarte a ti mismo. –Recoge sus cosas para luego abandonar la sala y Tate se pone a llorar por no haberle ayudado para volver a ser abandonado de nuevo –No…-gimoteo se seca las lagrimas mirando el despacho.

Escucha la voz de Kai por la casa y va en su búsqueda para quedarse frente a él. -¿Kai, has regresado? –le estrecha entre sus brazos con fuerza le planta un beso en los labios como aquella vez en la que se despidieron. –Te he extrañado mucho. Mi madre no deja de enviar a la casa psiquiatras para tratarme. Hace un rato se acaba de ir uno ¿Lo has escuchado todo? Seguro que si…-le toma de la mano para hacer se siente en unos de los elegantes sofás de cuero negro –Creí que…no te volvería a ver, pero aquí estas.

Dime ¿Cómo es afuera? Han cambiado las cosas. Aquí apenas sé lo que sucede ni tengo televisión pero si los muebles de los anteriores dueños. El resto se lo han llevado todo. Por lo que estoy totalmente fuera de las tecnologías –se acuesta para apoyar la cabeza sobre las piernas del líder –dime ¿Has pesando mucho en mi? Yo si –Le confiesa sonriendo travieso como el adolescente que era.




Con X Personaje
Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 26/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Fantasma

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Kai Anderson el Mar Nov 27, 2018 8:51 am
¡Ah con que aquí estabas!.- Exclamo formando una amplia sonrisa cuando el fantasma se manifiesta. Lucia igual que la primera vez, sus rubios risos lucían idénticos así como esa expresión en su joven rostro, esa misma que me hacía arder en deseos tanto de amarlo como de azotarlo. Sonrió ampliamente entre el beso pasional que compartimos, era agradable comprobar que el deseo no desapareció luego de que la lujuria se enfriara por los días de separación.- Mi dulce, dulce Tate.- con ambas manos sujeto su rostro, tan fino y delicado, y sin embargo se bien que es el de un asesino.- No puedo creer que dudaras de mí, jure que volvería.- me aparto lo suficiente como para sujetar su mano derecha, entrelazar nuestros dedos y luego alzarla a la altura de mi boca.- recuerda que unimos nuestra sangre, el vínculo que nos une ahora es indisoluble.- dejo un beso en la tersa piel cargado de devoción.- tu y yo estaremos unidos por la eternidad.

Aun cuando entramos a la casa y tomamos asiento en los sofás no suelto su mano, me agrada esta clase de contacto, además de que podía asegurar que era justo lo que el joven  necesitaba, al final de cuentas, aun siendo un fantasma no era más que un adolescente, un joven incomprendido, necesitado de calor y afecto que hasta ahora no han sabido brindarle.- Todo sigue como siempre, mis planes continúan bien su curso, desearía que pudieses verlo.- me reacomodo de tal manera que le fuera más cómodo estar recostado, una vez así me dedico a acariciar de forma distraída su cabello rizado, permitiendo que mis dedos se hundan en los suaves mechones una y otra vez.- En este tiempo he pensado que debe existir alguna manera de liberarte, claro que no será fácil pero estoy decidido a encontrar una manera, así serás libre, podrías andar en el mundo exterior y estar conmigo todo el tiempo.

De mi bolsillo saco mi celular y se lo tiendo.- Adelante puedes jugar con él, solo asegúrate de no borrar nada.- soltando un profundo suspiro dejo caer la cabeza hacia atrás en el respaldo del sofá, así se estaba bastante cómodo, esta tenía que ser sin lugar a dudas la imagen perfecta de un dios.- Pensé en ti seguido, pero no podía arriesgarme a venir mientras esto estuviera lleno de policías, si esa noche temo que cometí demasiados errores, el principal de todos fue que dejamos el colchón y frazadas de la cama matrimonial totalmente llena de nuestros fluidos.- mi gesto se tuerce al pensar en eso, en la grandísima metedura de pata que cometí y que no tenía perdón, si por culpa de esa tontería me hubieran detenido habría tomado por completo la culpa.

Me alegra que nadie más se mudara todavía, resultaría una verdadera molestia tener que estar escondiéndonos de los nuevos dueños.- con la mano en su cabeza se la mantengo firme para inclinarme y dejar un beso en sus labios, apenas un pequeño rose.- pero aun cuando alguien más se mude vendré a verte en busca de mi ración diaria de mi dulce mocoso.- me relamo los labios formando una mueca burlona, juguetón le revuelvo el cabello y luego empujo para sacármelo de encima, lo cierto es que solo deseaba cambiar de posición, así que al instante siguiente ya lo estaba jalando de vuelta para sentarlo sobre mis piernas, frente a frente con mis manos rodeando su cintura.- y dime, aparte de tener que hablar con psicólogos que más has hecho? Sorpréndeme.- reparto algunos mordiscos por su barbilla.- por cierto todo parece demasiado silencioso.- digo de pronto girando mi cabeza hacia un lado.- no he visto ningún otro fantasma, ni siquiera a los gays de esa vez.
Mensajes : 35

Fecha de inscripción : 03/10/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Tate Langdon el Mar Nov 27, 2018 8:58 pm
Murder House  |

Esboza una sonrisa al sentir la mano del otro acariciarle la cabeza suavemente. Sin dejar de presta atención de lo que hablaba con respecto a sus planes y el curso que estaba tomando para alcanzar su objetivo en la vida. –Eres más inteligente que todos ellos. Apuesto que podrías alcanzar más que el simple cargo de concejal. –Le confesó con los ojos cerrados dejándose llevar por las caricias del otro.

–Ojala pudieras librarme de esta constante oscuridad. Desearía poder sacarme esa clavo que profundiza en la herida que me ha deja este maldito lugar. –

Abre los ojos mirando a Anderson quien había sacado de su bolsillo su móvil para entregárselo a Tate , quien se sorprendió ante la confianza que este depositaba en el. -¿En serio me dejas tu móvil? –Sujeta el móvil con firmeza para luego ver una foto de una chica a su lado. -¿Es tú hermana? Es hermosa, pero no tanto como su hermano –añadió por si se enojaba por haber elogiado a su hermana quien aparecía en unas de las fotos de su galería. Aparta su mirada de la pantalla del móvil para apagarlo cuando el mismo dueño confiesa a su amante, que había pensando en el seguidamente. –Yo también he pensando mucho en ti Kai. –

Se sienta en el sofá tras hacerle recordar aquella noche en la que compartieron una profunda conexión que acabó en sexo. –Sí, de eso no te preocupes. Moira me ayudo a deshacernos del colchón como resto de pertenecías que podría incriminarte en el crimen de la pareja.

Nos aseguramos de borrar toda evidencia posible. Ya conoces a Moira es muy perfeccionista en su trabajo de doncella. –
Le responde al beso que el otro le da con bastante delicadeza. Este le sonríe para enredar su cabello poder profundizar un poco más en el beso con algo de más efusividad por parte del Langdon -¿Soy tú dulce mocoso? –Se aparta cuando el líder decide cambiar de postura permitiendo al otro a que se sentara en sus piernas.

Así que aprovecho para volver a besar la boca de Kai con intensidad dejándose arrastrar por unos segundos, por el deseo por el simple hecho de poder sentir la lengua del otro empujar la suya en la boca. Se aparta jugando con el labio inferior del contrario mordiéndole suavemente. – ¿Qué hice estos días aquí? Leer libros sobre pájaros y algún que otro de Lord Byron. ¿Te gusta leer? A mí me encanta.

Antes lo hacía estado vivo. Siempre que podía me iba a la biblioteca a leer para evadirme del mundo como de la gente que me rodeaba. Porque creí que ellos no me entenderían no entendería mi visión con respecto a la vida como a la muerte. –


Se empieza a reír por las cosquillas que Kai le hacía debajo de su barbilla luego le vuelve a besar de nuevo con fuerza jadeando entre beso y beso para recuperar el aliento. –Eres muy intenso. Me gusta  que lo seas. Pero me fascina muchísima más tu forma de ver el mundo en general. –Se queda mirando a Kai con una sonrisa en los labios para luego besar lentamente enredado sus dedos en los rizos del líder. –El silencio está bien. Me permite pensar con más claridad.

Detesto el ruido que hacen algunos fantasma me irritan su presencia a veces…-
Confiesa al respecto de los fantasma de la casa que a veces le incomodaba otras tantas era él quien pasaba de ellos. –Desearía que volviera ser Halloween para salir de esta cárcel permanente. Nos iríamos a la playa te mostraría mi lugar favorito, y contemplaríamos la inmensidad de océano juntos. Tú me haces sentir un poco más vivo, me complementas. De alguna forma estamos conectados por un hilo visible que nos unen –le acaricia el cabello con una mano –Somos dos personas que se han unido para cambiar la visión del mundo.





Con X Personaje
Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 26/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Fantasma

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Kai Anderson el Miér Nov 28, 2018 9:51 am
No pude venir en Halloween, no porque no quisiera hacerlo, recordaba muy bien lo que me dijiste sobre que esa noche podías salir libremente, pero era demasiado pronto, toda la casa aún estaba acordonada por la policía, venir a verte habría supuesto un riesgo demasiado grande.- coloco una mano sobre su mejilla, la sentía un tanto fría a mi tacto.- aunque admito que pensé que me buscarías, ese día me quede en casa, despache a todos mis seguidores y permanecí solo, aguardándote.- Echo la cabeza hacia atrás un par de centímetros, deseaba tener una mejor vista de él, poder apreciar más claramente su expresión.- pero no apareciste, supongo que tuviste miedo, inseguridad sobre cuál sería mi reacción al verte, tal vez incluso temiste de lo que encontrarías.- con la otra mano sujeto una de las suyas, la aprieto firmemente y pego a mi pecho.- pero escúchame bien, debes alejar todos esos pensamientos de tu mente. Recuerda quienes somos. Tú eres mi otra mitad, ambos nos hemos unido de la manera más pura y sagrada que pueda existir, nuestros cuerpos y almas serán uno solo por la eternidad.

En un arrebato pasional devoro su boca, como quien muere por un poco de agua zambullo mi lengua en la humedad de su boca, muerdo sus labios y choco sus dientes contra los míos, el simple golpe de su aliento contra mi paladar es suficiente para acelerar mi ritmo cardiaco.- Así que nunca dudes del amor que te tengo, dejar de amarte a ti sería igual como no amarme a mí. Porque yo soy tú, y tú eres yo.- con fiereza le empujo echando su espalda sobre el sofá, mi cuerpo sobre el suyo y nuestras bocas nuevamente unidas, intercambiamos saliva como si de oxigeno se tratara, como si el puto mundo se fuera a acabar en el momento mismo en que nuestro deseo mutuo desapareciese.

Sera mejor que pare.- hablo contra sus labios entreabiertos, luego desciendo mi boca hasta posicionarlos sobre su cuello donde no consigo reprimir el impulso de succionar hasta dejar una marca violeta.- me tienes totalmente hechizado pequeño Tate.- dé un impulso me vuelvo a enderezar cargando conmigo el delgado cuerpo del muchacho que nuevamente siento en mis piernas, me agrada bastante esta posición de hecho, tenerlo abrazado contra mi resulta mucho más gratificante de lo que pude imaginar.- Mi dulce mocoso.- sonrió viéndole satisfecho, con delicadeza aparto algunos mechones rebeldes de su frente y coloco otros tantos tras de la oreja.- mi perfecto ángel.

Nada ansió más que volver a unir nuestros cuerpos, pero la cúpula sagrada puede esperar, y por más que tu hermoso cuerpo nubla mi razón deseo escucharte un poco más.- amoroso le envuelvo entre mis brazos, le pego más a mi casi de forma paternal hasta que su cabeza reposa sobre mi hombro y mis manos recorren con gentileza su espalda.- cuando permitimos que los deseos carnales nos dominen corremos el riesgo de no ver más allá de eso, y odiaría causarte la falsa impresión de que solo te busco para saciar mi libido. ¡No es así! Tú eres único para mí, eres como la luz que disipa mis sombras, eres el faro que me guía. Que me llama de vuelta.- deposito un beso en su mejilla.- pero temo que mi travieso pajarillo ha sufrido mucho; la pena, el dolor de sentirse incomprendido, echo a un lado por esta sociedad de mierda, la misma que yo aspiro destruir para luego edificar algo mejor, un mundo en el que serás mi rey. Ha sido mucho el dolor que has tenido que soportar por tanto tiempo. En completa soledad. Pero debes saber que ya no es así, ahora me tienes a mí, y yo jamás permitiré que lleves tu solo tan grande condena.
Mensajes : 35

Fecha de inscripción : 03/10/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Tate Langdon el Lun Dic 03, 2018 11:59 pm
Murder House  |

Prestaba atención mientras el otro explicaba las razones por las que no había venido a Halloween. –Lo sé no te preocupes. Lo entiendo perfectamente.  –le respondió mientras el líder colocaba su mano sobre la mejilla de Tate. Bajó un poco su mirada tras la afirmación del otro –Quise buscarte pero pensé que no querías verme. Tenía miedo de que me rechazaras –le confesó abiertamente mirándolo fijamente a los ojos.

Kai apoya la mano de Tate sobre su pecho. El rubio esboza una sonrisa ante la sinceridad de las palabras del otro. Y responde al beso del mayor con la misma intensidad agarrándose con fuerza de los hombros mientras le correspondía clavaba su pelvis contra al ajeno. –No sé qué haría si algo te llegara a pasar –pronto el líder empuja a su amante en el sofá dejándose llevar comienza a besar con fuerza, tumbándose encima del menor que respondía con la misma agresividad queriendo quitarle la camiseta. Respirando con fuerza se humedece los labios y de nuevo se sienta en las piernas del líder quien había parado de forma brusca para separarse un poco tomando aire.

No sin antes dejarle una marca en su cuello, mientras el otro echaba hacía atrás la cabeza para dejar que lo hiciera. –vas a marcarme. –Sujeta el rostro entre sus manos de Kai le mira fijamente para luego lamer despacio sus labios. –Tú dulce mocoso. El único que parece ponerte la polla dura –el otro empieza hablar, a expresar por medio de sus palabras el ansia que sentía de poder poseer de nuevo de fundirse ambos como aquella noche en que follaron por primera vez. –No me importa esperarte –le besa de nuevo lentamente para luego dejar que continuara hablando mientras llevaba la mano del otro a su boca para suavemente morder unos de sus dedos.

Entonces el otro decide  abrazarlo hacer que este apoyara la cabeza sobre su pecho mientras lo escuchaba respirar –Sé que no vienes solo por follarme. Sé que me amas. –Kai besa suavemente la mejilla de Tate que no puede evitar sonreír. –El mundo es un lugar socio y deprimente, necesita una limpieza. Te necesitan a ti Kai. –Apoya su mejilla sobre su hombro para abrazarlo con fuerza –Viviendo en esta eterna oscuridad mientras el tiempo siguen pasando. Yo miro a través de la lupa en el otro lado. Les observo, veo como se ríe entre ellos como juegan con sus hijos como continúan con sus vidas de mierda. Toda esas personas que han vivido aquí y luego se han marchado porque decidí ahuyentarlos para que no se quedaran atrapados aquí, en la oscuridad. Incluso a verte aquí temo que eso suceda. Que la casa me arrebate lo que amo. –Se separa para mirar a Kai y se seca una furtiva lagrima –Hay poema de Lord Byron que dice así  

Llora en silencio mi alma solitaria,
excepto cuando está mi corazón
unido al tuyo en celestial alianza
de mutuo suspirar y mutuo amor.
Es la llama de mi alma cual lumbrera,
que brilla en el recinto sepulcral:
casi extinta, invisible, pero eterna…
ni la muerte la puede aniquilar.
¡Acuérdate de mí!… Cerca a mi tumba
no pases, no, sin darme una oración;
para mi alma no habrá mayor tortura
que el saber que olvidaste mi dolor.
Oye mi última voz. No es un delito
rogar por los que fueron. Yo jamás
te pedí nada: al expirar te exijo
que vengas a mi tumba a sollozar.

-Toma la mano de Kai para entrelazar sus dedos con él –Es curioso como un poema puede unir a dos almas que están predestinadas a encontrase. Tú hablas del miedo pero no me cuentas demasiado sobre ti, sobre tu familia. Yo también quiero saber Kai. Sabes que me gusta escucharte saber más de ti para tener una perfecta unión. Tú sabes sobre mi vida la razón por la que estoy atado a este lugar maldito. Sabes que mi madre es una zorra que podría acostarse con cualquiera porque siempre será una zorra. –
confesó con un nudo en la garganta mientras las lagrimas escapaban de sus ojos.



Con X Personaje
Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 26/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Fantasma

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Kai Anderson el Mar Dic 04, 2018 8:38 am
Hablar de mi familia no es algo que disfrute especialmente.- hasta yo se reconocer que el lío en el que estoy metido yo mismo lo provoque, por toda la palabrería que he expresado hasta ahora, no guie las cosas de la manera adecuada porque en vez de subyugar a Tate a mi voluntad le he dado la impresión de que somos dos iguales, es por eso que ahora se encuentra interrogándome sobre mi pasado, queriendo saber toda esa historia que yo quisiera olvidar.- mi padre era un bastardo hijo de puta, siempre lo fue, se creía mucho por ser un importante abogado, pero todo empeoro luego de sufrir un accidente de motocicleta que lo dejo postrado en una silla de ruedas, incapaz de mover o sentir nada de la cintura para abajo. Cuando eso paso vivir en la casa de mis padres se convirtió un infierno porque el infeliz no dejaba de atosigarme para que consiguiera cualquier clase de empleo sin importarle que yo tuviera una carrera universitaria, yo quería encontrar algo bueno, importante, acorde a mis capacidades, el solo quería que trajera más dinero a la casa.

Podía soportarlo, ignorar toda la mierda que salía de su boca, pero mi madre no pudo.- Guardo silencio, con  fuerza cierro ojos y dientes, el solo hablar de esto me provocaba recordar los gritos, insultos de mi padre, casi puedo escuchar los platos rompiéndose cuando el tiraba al suelo la comida que le había hecho mi madre alegando de que sabía mal. Llamándola puta, acusándola de meterse con otros hombres.- Ella no pudo resistir todo el maltrato así que un día solo le disparo.- lucho contra el nudo que se va formando en mi garganta, trago esperando poder pasarlo pero solo consigo que algunas lágrimas salten de mis ojos.- Cuando escuche el disparo corrí a su habitación, temí que mi padre la hubiese matado pero no era así, fue ella quien disparo. Aún recuerdo su expresión. Luego dirigió el arma hacia su boca.

No consigo soportar más el llanto que acaba por dominarme, tiemblo por todo el esfuerzo que hacía por controlarme, trataba con todas mis ganas de reprimirlo pero no podía dejar de llorar, de gimotear mientras seguía hablando.- No pude detenerla. Le grite que no lo hiciera pero no me hizo caso.- con una mano cubro mi rostro empapado, trato de retirar algunas lágrimas pero era inútil porque de inmediato salían mas.- Después llame a mi hermano, el no quiso que dijéramos nada a nadie, dijo que le daría mala imagen porque apenas había puesto un consultorio además que dejaríamos de recibir el dinero de mi padre, así que los pusimos a ambos sobre la cama y les echamos cal para que no oliera tan mal. Aun ahora siguen allí, a veces voy a ver a mamá, siempre dejo una rosa en su puerta.

Aparto a Tate de mi porque no podía verlo, lo único que en este momento parece tener sentido es encogerme en mi mismo, seguir sollozando como un niño pequeño con la cabeza oculta entre mis brazos y estos apoyados sobre las rodillas.
Mensajes : 35

Fecha de inscripción : 03/10/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Tate Langdon el Mar Dic 04, 2018 8:43 pm
Murder House  |

Tate observa a Kai mientras este cambiaba de expresión después de confesar que no era capaz de hablar de su familia. Ya que no era algo que disfrutara mucho hacerlo. El rubio tomó la  mano de Kai y la colocó sobre su pecho para levantar su barbilla –No voy a juzgarte Kai. Puedes contar conmigo. Finalmente el líder decidió abrirse para contarle la verdad con respecto a su pasado familiar.

En cuanto mencionó que su padre era un bastardo hijo de puta, enseguida se dio cuenta de que tenían mucho más en común de lo que se pensaba. Tate asintió al escuchar el accidente que tuvo su padre que le dejo paralitico de cintura para abajo. –Nuestros padres fueron unos hijos de puta –confesó y continuó escuchando a Kai quien que de pronto se había quedado en silenció. Parecía angustiado como si volvieran a revivir la pesada carga que llevaba toda su vida.  –Eso es horrible Kai –Dijo cuando escuchó de la boca del líder, que su madre disparó a su padre por no tener que estar liderando toda la mierda a la que le costaba afrontar. Tate sujeta el rostro del líder cuando este empezaba a llorar y le abraza para consolarlo acariciándole la cabeza.

Entre tanto Kai se esforzaba en explicar toda la historia de cómo murieron sus padres. Tate soltó unas lágrimas al escucharlo como si ese dolor que sentía el líder formara parte de su dolor. Le da un suave beso en la frente para apoyar su barbilla sobre su cabeza abrazarle con fuerza –No fuiste tú quien apretó el gatillo de ese revolver cargado. Fue tu madre quien lo hizo Kai. –Volvió separarse mientras el líder continuaba hablando de lo que pasó después del asesinato de sus padres.

Ve que se aparta para luego continuar sollozando mientras Tate lloraba también al verlo de esa manera –Lo siento Kai. Siento haberte echo revivir todo ese sufrimiento que has tenido que estar liderando. Yo, perdonarme –Se seca las lagrimas con las mangas del jersey de rayas de la misma manera no dejaba de llorar. Le abraza con fuerza sin importar que este se molestara necesitaba poder expresar de alguna forma ese dolor que sentía en su interior. –Cuando mi padre me abandonó era muy pequeño para recordarlo.

Tenía apenas seis años de edad y mi única diversión era jugar con mi camión de juguete por la casa. Luego descubrí que no estaba solo que había más personas en la casa. La esposa del cirujano que construyo esta casa se convirtió en mi amiga. Nora, ella solo quiere tener un bebé el mismo que le arrebataron de sus manos hace tiempo. Supongo que habrás escuchado muchas historias de la familia Montgomery. Yo sé cosas que los espíritus me han contado sobre el pasado de la casa. Hay tanto dolor...Tanto sufrimiento en cada recoveco de este lugar.

A veces olvidamos lo que hacemos y de cómo acabamos aquí. Se hace una constante tortura como si estuviéramos atrapados en una especie de bucle. En ocasiones tengo visiones de lo que hice. Veo sus rostros Kai –
confiesa Tate mirando al líder fijamente –Yo…-Tate traga saliva se esfuerza en contárselo todo –A veces no siento nada, ni siento pena…es difícil explicar  es como si realmente hubiera disfrutado en hacerlo de haberles arrebatado su vida. Ni cuando apreté el gatillo de mi revolver y le volé la tapa de los sesos a esos estudiantes. Sentí que me liberaba ¿Sabes a que me refiero? Como si soltara todo ese odio. Luego esa misma sensación la volví a tener cuando asesine  a la pareja de gays, lo disfrute de hecho. –Nunca había confesado aquello pero en Kai podía ver esa persona con la que poder expresar sus más oscuros sentimientos. –Siento rabia. A veces la misma me doblega y lo único que puede sosegar ese sensación es la de  volver a matar. –  Alargó su mano para entrelazar sus dedos con los de líder.



Con X Personaje
Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 26/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Fantasma

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Kai Anderson el Vie Dic 07, 2018 2:47 am
De a poco el llanto comienza a menguar, odiaba con toda mi fuerza mostrarme de esta forma tan débil, tan vulnerable pero ya estaba hecho, ya lo saque todo y ahora nada puedo hacer para regresar el tiempo atrás. Aun  cuando trate de apartarme al final acabe entre los brazos del adolescente quien por alguna extraña razón también se encontraba llorando. Si mi cerebro pudiese funcionar adecuadamente justo ahora podría burlarme de lo ridículo que era el actuar de ambos, comportándonos como jodidos bebés.

El dolor que ambos cargamos es similar.- digo por fin aunque lo que de verdad me hubiese gustado decirle eran cosas muy diferentes, necesitaba sacar mi enojo, liberar todo el odio aunque eso significara arremeter contra la persona más próxima de momento, eso era lo que en realidad necesitaba hacer. Pero no puedo. No pude hacerlo porque al sentirme arropado entre sus brazos fue como si todas las compuertas dentro de mí se abrieran dejando salir todo ese torrente de emociones que por tanto tiempo trate de ocultar, de eliminar de mi persona. Así que en poco tiempo mi llanto ya era totalmente inconsolable, profiero fuertes gimoteos, sollozos a la vez que trato de ocultarme más contra su cuerpo. Me avergüenza en gran medida tener que mostrar esta parte de mí, joder que luego de un buen rato cuando apenas consigo reprimir un poco el llanto siento que no tengo puta cara para verle de nuevo.

Luego de un rato  aún más grande me aparto por completo, incluso me desplazo en el sofá para poner algo de espacio entre nosotros. Mi jodida nariz aún estaba taponeada y los ojos los tenían hinchados de tanto llorar, y mientras todo eso pasaba el fantasma no dejaba de darme una charla interminable sobre la casa y tonterías de espíritus que justo ahora no podrían importarme menos. Ya tengo bastante con sentirme como una jodida mierda para tener que lidiar con problemas existenciales ajenos, realmente que eso no me apetece para nada.

En cualquier otra circunstancia me parecería interesante todo eso que me estas contando y créeme que te daría todo mi interés.- me pongo en pie, con una mano vuelvo a restregarme el rostro un par de veces, me doy algunos golpecitos en las mejillas porque  de verdad que necesito más que nunca despejarme, liberar la mente de toda la porquería mundana en que me estaba sumiendo.- Esto no es un maldito grupo de autoayuda donde un montón de gilipollas se reúnen a contar su mierda de vida, y tú no quieras soltarme todo tu vertedero cuando salta a la vista que justo ahora ni siquiera puedo con el mío.- en un gesto desesperado paso ambas manos por mi cabello echándolo hacia atrás.- necesito tomar aire, iré afuera un rato.- nada más decirlo me encamino fuera de la casa por la puerta de la cocina, de estar en otro jodido lugar me serviría enormemente destrozar a golpes cualquier puta cosa. Tenía demasiada tensión acumulada, podia notarse con solo ver el temblor frenético en que estaba sumida mi pierna derecha cuando me recargo contra un muro de piedra en el jardín.
Mensajes : 35

Fecha de inscripción : 03/10/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Tate Langdon el Sáb Dic 08, 2018 8:53 pm
Murder House  |

Tate sabía que Kai estaba librando una lucha interior en la que le costaba continuar, más, cuando se trataba de sacar todo hacía afuera en vez de guardarlo a dentro. –Sé cómo te sientes Kai. Yo también me he sentido así en ocasiones. –Le confiesa colocando su mano sobre su espalda mientras el líder se relajaba poco a poco y tomando la compostura para luego levantarse. Frunce el ceño en cuanto soltó toda esa mierda de la autoayuda.

–No se trata de eso Kai. ¡Espera! –
Tate lo sigue afuera para luego cerrar la puerta detrás de él. Le observa cómo se inclinaba para luego levantarse -¿Estás bien? –Ve un bote de pastillas que se le había caído del bolsillo se fija que era un medicamento fuerte que debía de tomar una pastilla al día. –No sabía que estabas enfermo. Pero no me importa. Quiero ayudarte. Déjame hacerlo –Le sujeta el rostro entre sus manos para mirarlo fijamente a los ojos –Eres fuerte Kai. Más que yo diría con certeza pero necesito de tu energía de esa fuerza para salir de este maldito lugar. –Se separa para quedarse en silencio unos instantes. –Puedes hacerlo. Liberarme Kai de este constante sufrimiento. Puedes poner fin de una maldita vez. Has que pare Kai. –

Se queda mirando al líder le sujeta de los hombros con fuerza tira hacía él para colocar su frente contra la suya. –Ah! maldita sea. Solo estoy atrapado aquí. Que mierda puedo hacer yo –se separa soltando unas lagrimas furioso por tener que estar soportado toda aquella mierda que empezaba a abrumar a Tate. –Tú eres libre. Te envidio por eso por poder irte a donde  quisieras sin tener que estar atrapado aquí.  ¡Joder Kai! Ni deberías estar aquí. Solo te haré la vida mucho más difícil. Yo no quiero que mueras Kai. No quiero que alguien te haga daño. –Llora agarrándole de la camiseta a Kai apoya la cabeza sobre su regazo gimoteando.

–No te quiero perderte. Mierda Kai, me gusta estar contigo. –se seca las lagrimas con las mangas de su jersey se aparta –No te merezco. Te mereces algo mejor que un puto adolescente psicópata. Porque eso soy Kai. Soy un asesino. Soy un monstruo que creó esta casa. Ella me obligo hacerlo. De no ser así estaría vivo. –Se lleva las manos a la cabeza rememorando aquella masacre de todos esos estudiantes –Salir de mi cabeza ¡Ah, maldita sea! –se golpea para intentar evadirlas para sacarlas de una vez de su cabeza. Para que dejaran de atormentarlo con toda esa sangre. Se arrodilla en el suelo para juntar las piernas apoyar la cabeza en la corteza del árbol mirando al líder con los ojos llorosos. –Me consumo en este lugar cada día que pasa. Mi única esperanza es esperar a que llegue el momento de marcharme pero ese momento nunca llega. Nunca llega –oculta su cabeza entre sus piernas se abraza a si mismo sintiendo vergüenza de lo que acababa de pasar frente al líder que había presenciado el berrinche del joven adolescente.



Con X Personaje
Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 26/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Fantasma

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Kai Anderson Ayer a las 9:46 am
En ningún momento me digno a levantar la mirada por la sola razón de que no deseaba hacerlo, que ese solo acto parecía total y completamente falto de sentido, en lugar de eso solo permanecí con la mirada fija en el pasto mientras que Tate por su parte volvía a iniciar con ese interminable alegar, creo que ese es el mayor rasgo que lo identifica como solo un adolescente más, poco más que un crió que necesita desesperadamente algo de atención por parte de sus figuras paternas.- Haces demasiado ruido.- mascullo luego de que pegara nuestras frentes mientras que seguía soltando más de lo mismo, toda una avalancha de martirio sin fin; alguien fallo en enseñarle como serrar la puta boca.

Al menos tengo que darle el crédito de que por tanto hablar y armar drama acabe por distraerme, supongo que fue algo parecido a “ni loco quiero hacer berrinches como este mocoso” lo que finalmente me hizo dejar mi posición inicial. Aun en perpetuo silencio me inclino a recoger el bote de pastillas que guardo en el bolsillo de mi chaqueta.- Ya basta, deja de actuar como un crío.- con toda calma voy y me arrodillo frente a al fantasma que seguía en posición fetal, sollozando como si no hubiese un mañana mientras ocultaba su rostro.-  Ya sé que eres un adolescente y por tanto no puedo esperar mucho más que eso, pero debes aprender a que en algunos momentos es mejor solo quedarse callado.- poso una mano sobre su cabeza, estaba temblando, literalmente todo él se movía como una hoja al aire entre los sollozos.- tu querías que te contara mi mierda de vida y así hice, pero al terminar créeme que yo no deseaba que me soltaras como balas de cañón todas tus crisis internas.- vale supongo que aun entre los fantasmas no cualquiera tiene habilidades sociales, ni siquiera el más mínimo atisbo de sentido común.

Enserio ya para con el llanto o me harás replantearme elegirte a ti como mi pareja.- dejo caer el culo junto a él, igual coloco los brazos sobre las rodillas aunque mientras que el joven seguía gimoteando yo mantengo la mirada alzada, viendo sin ver hacia la enorme casa. Me pregunto cómo rayos le hare para investigar maneras de realizar exorcismos o como se llame la mierda que yo me propongo al liberar a Tate, que ahora que lo pienso con su cuerpo sollozante junto a mi tal vez debería meditarlo con las calma.

Ya te he dicho que no me importa que seas un asesino, igual se me sigue poniendo dura con solo estar junto a ti.- para reafirmar jalo su mano más próxima y le hago que la coloque justo sobre mi bulto, puede que no esté totalmente duro pero valla que se me marca bien el paquete.- Lo ves? Así que por favor deja toda esa mierda de líos existenciales, eres un fantasma ni siquiera deberías darle importancia a eso.- con una mano le rodeo por los hombros de tal modo que puedo pegarle más hacia mí. Joder, no suelo ser alguien que fume pero en este momento si que se me antoja un cigarrillo, creo que la situación lo amerita.- Encontrare un modo de sacarte de aquí, no seas impaciente con eso que aún no he podido poner bien en acción, pero si existe un modo ten por seguro que lo hare.
Mensajes : 35

Fecha de inscripción : 03/10/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Tate Langdon Ayer a las 10:25 pm
Murder House  |

Deja de gimotear para secarse las lagrimas que escurrían por sus mejillas –Tengo 17 años ¿Qué esperabas? Aun soy un crío que ni ha llegado a cumplir sus sueños –El líder resopla para luego arrodillarse frente al joven que lo miraba con  ojos lagrimosos. Asintió a las palabras de Kai que tenía lógica mientras le acariciaba la cabeza. Tate se seca las lágrimas mirándole a los ojos –Si, en parte fue un error haberte obligado a contármelo. –exhala un suspiro para calmarse un poco mirando a Kai que se arrodilla frente a él. Se echó a reír en cuanto Kai le dijo que no le importara que fuera un psicópata, que a él se le podría dura de todas formas.

Le agarra la mano colocando esta encima de su bulto que agarra Tate con una mano –Lo sé Kai. Eres el primer tío con el que mantengo relaciones sexuales. Cierra los ojos esbozando una sonrisa para luego acercarse a la boca del otro besar su boca lentamente. Se le queda mirando luego de besar sus labios lo vuelve hacer sujetando el rostro del líder entre sus manos para profundizar más, y poder sentir la boca del otro explorar con total calma mientras jadeaba. –Quiero que te quedes a cenar. Podemos pedir comida a domicilio y quedarnos aquí en la casa, tal vez jugar  a las cartas.

¿Te gusta jugar a las cartas? Podemos hacer mil cosas. –
Apoya su frente contra la del líder con los ojos cerrados.- Quiero que me hagas sentir vivo. –Lame los labios de Kai –Hacerme sentir especial –Atrapa su rostro para besar de nuevo su boca sintiendo como se le iba poniendo más dura el líder conforme más se tocaban. –Ah. –Le agarro el bulto del pantalón le hago que se eche encima mientras le rodeaba con mis brazos –Sabes que me excita más el hecho de que alguien pueda vernos. Eso me da cierto morbo – Le confesó al líder mientras le acariciaba la cabeza –Me encantaría echarme un tinte. Tú qué piensas ¿Qué color de cabello me quedaría mejor?

Le vuelve a besar separándose un poco para quitarle la camiseta a Kai rodeando con sus manos las duras nalgas del mayor para que se echara encima, así poder sentir la dura erección que lo presionaba. Le mordisquea el cuello le aparta el pelo se ríe mientras lo hace, le vuelve a besar con intensidad. Lleva la mano al bulto del líder para frotársela. A Tate no le importaba que les mirara el resto de los espíritus de la casa. Le bajó la cremallera de la bragueta para sacársela empezar a masturbar lentamente mientras no dejaba de besar la boca de kai, de sentir que empezaba a endurecerse la polla en su mano por minutos. Dejar escapar un leve gruñido notando las palpitantes venas del miembro del mayor que latía con fuerza. Le sonríe conforme más movía la mano para luego voltear hacer que se echara en la hierba y poder introducirse el miembro en la boca por completo y empezar a mamársela.




Con X Personaje
Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 26/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Fantasma

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.