ADMINISTRACIÓN
Últimos temas
» Control de daños ||Mr. Gallant
Jue Ene 17, 2019 10:44 pm por Colin Gray

» Un día en el circo || Libre ||
Jue Ene 17, 2019 10:03 am por Lily Watson

» Registros de PB
Miér Ene 16, 2019 1:47 pm por Michael Langdon

» Registros de Grupo
Miér Ene 16, 2019 1:45 pm por Michael Langdon

»  Petición
Mar Ene 15, 2019 10:01 pm por Michael Langdon

» Billie Dean Howard ID
Mar Ene 15, 2019 9:58 pm por Michael Langdon

» Lily Watson ID
Mar Ene 15, 2019 12:06 am por Michael Langdon

» Jimmy Darling el chico langosta ||
Dom Ene 13, 2019 10:07 am por Michael Langdon

» Atrapado en otro cuerpo || Zoe Benson || flashback +18
Vie Ene 11, 2019 11:53 pm por Kyle Spencer


Control de daños ||Mr. Gallant

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Colin Gray el Jue Ene 10, 2019 10:54 am
Contrario a mis deseos no fui capaz de ir a la universidad luego de esa primera vez en que Gallant casi de forma literal me violo el culo, maldición que eso es algo que aún no supero, y no porque no quiera de hecho, sino porque a cada paso que doy… oh joder cada vez que tengo que sentarme, siento punzadas en mi culo como si aún tuviera metido su maldito pene. Juro que después de esa vez no volveré a burlarme de una mujer jamás, mira que tener que soportar eso… enserio, más vale que acabe de acostumbrarme pronto o creo que preferiré huir a alguna universidad católica al otro lado del país.

Lo que si es que no me puedo permitir no ir al trabajo, lo que de echo vuelve mi existencia mucho más complicada porque tengo que encontrarme con mi, amante? constantemente, y justo como sospechaba no soy capaz de sostenerle la mirada. Maldito sea él que luce tan resplandeciente mientras que yo no puedo soportar la espalda. Debería haberme quedado tirado en cama todo el día pero eso es impensable, pensando muy fríamente la verdad es que de forma muy probable podría obtener bastantes beneficios de haberle entregado el culo a Gallant pero la sola idea me da asco, por más mala situación económica que he llegado a tener jamás considere siquiera la idea de prostituirme, y no pienso comenzar ahora, menos con un tipo como lo es mi jefe, que puede que tenga muchas peculiaridades estresantes pero con lo poco que se dé el me deja con la sensación de que no quiero defraudarlo. Lo cual es bastante tonto si recuerdo que el sujeto se pasó un maldito estado al lanzárseme de esa manera en la ducha sin dejarme opción de escape.

En fin debo de dejar de comerme la cabeza con esas cosas, de nada sirve seguir dándole vueltas una y otra vez, lo único que conseguiré con eso es no rendir en el trabajo, si ya de por si ando más torpe de lo usual no puedo permitirme estar con la cabeza en las nubes.

Todo mi tiempo en la estética por lo general se debido entre estar barriendo una y otra y otra vez para recoger todo el cabello que baña el suelo, y rellenar botes con cremas y demás productos para el cabello, aunque constantemente estoy yendo de abajo hacia arriba debo decir que hoy lo encuentro menos pesado que ayer; debe de ser porque de a poco iré ganando experiencia.

En un momento uno de los estilistas, Raul creo que se llama, me pide que conduzca a una clienta hacia el lava cabezas; eso mismo ya lo tuve que hacer ayer así que con mucha más confianza me dirijo a la elegante mujer y le indico el camino hacia la zona donde se enjuagaba todas esas cosas que se echaban en la cabeza, tintes o yo que sé, no estoy para nada seguro de que son esos productos que utilizan. Luego de entregarle una toalla limpia con la que pudiera cubrirse los hombros me retiro para volver a barrer, fugazmente me pregunto qué harán con todo ese cabello, creo recordar que algunas organizaciones lo recolectan para hacer pelucas, aunque no creo que aquí hagan eso.

Luego de varias horas de estar trabajando me permito ir a la trastienda porque enserio que ocupo un respiro, creo que oficialmente este lugar será mi pequeño escondite para descansar, aunque de escondite poco tiene; si solo se me ocurriera sentarme en el suelo y cualquiera entra podría meterme en problemas por perder el tiempo cuando se supone que debo estar trabajando.

Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 15/11/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Mr. Gallant el Vie Ene 11, 2019 2:14 pm
Mr.  Gallant
Dipped you inside my white heart, and made it red
Amo mi trabajo de peluquero, adoro poner hermosas a las mujeres como a los hombres con un solo corte de cabello o bañado de color con tonos que están a la moda. Mi propósito era ser el mejor peluquero de Beverly Hills, y poder peinar a cada Celebrity que se aprecie con la intención de llegar a la boca de todos por mis maravillosos logros.  –Querida esta fabulosa. –Rocié la laca en el tocado de mi clienta para luego dejarlo en la mesa. En ese momento cruce la mirada con Colin al que no pude evitar sonreír en cuento aparece por la puerta. Juraría que parecía molesto de pronto mi sonrisa cambia al verle comportase de esa manera un tanto esquiva.

Tenía que volver a ver a mi clienta con una sonrisa resplandeciente aunque en el fondo intuía que algo malo estaba por suceder. –Querida esta noche vas a triunfar ¡Porque estas deslumbrarte! –Como siempre me despedía de ellas con ambas besos en las mejillas para luego volver a mi rutina con una expresión radiante, pese que estaba algo molesto por el comportamiento de mi amante menor.

Conforme la mañana pasaba más estresado estaba ante esa idea que no dejaba de rondar mi cabeza. Pero como un buen profesional evitaba que dichos pensamientos me controlara demasiado. El trabajo era el mejor ingrediente para combatir este tipo de pensamientos que me corroe. Dudas, inseguridades que empezaba a atormentarme. –La siguiente –Doy un trago a mi café que vuelvo a dejar en la mesa. –Elizabeth ¡Estas esplendida querida! Para ti no pasan los años –La acompaño para ponerle la capa de tinte luego asegurarme de buscar en el archivo la ficha de mi clienta con el número del tono del color.

Miré de reojo a Colín quien estaba barriendo una parte de la peluquería. Justo en ese momento movía el culo de tal forma que me era imposible apartar la mirada. Pero fue el carraspeo de Paul quien me regreso al presente –Ah!, ahora regreso con el tinte. –Le entregue una revista para que se entretuviera un rato mientras hacía mi trabajo. Ya dentro no dejaba de pensar en ese culo, en esa actitud tan distante.

Me seque una rápida lagrima exhale un profundo suspiro para decirme a mí mismo. – Gallant, tu puedes superar esto. –Dicho esto salí como una diva para empujar el carrito me coloque los guantes de látex comencé a hacer las particiones a mi clienta en el cabello. Luego repartí el producto mientras evitaba pensar en las cosas más horribles que podría haberme pasado, una de ellas, el ser rechazo por Colin que era lo que posiblemente pasaría. Trague el nudo de mi garganta aguante como un luchador que era para continuar con mi trabajo.

Después de terminar le dije a mi clienta-Ahora debe esperar como a unos 30 minutos aproximados. –Le volví a entregar otra revista para luego regresar al lavacabezas enjuagar el cepillo junto en bol de tinte. En ese momento no pude evitar soltar unas lágrimas.

–Ahora no…Paul –Sin lugar a dudas Paul sabía cómo me sentía en ese momento –Estoy bien. No es nada….-Justo en ese momento Paul entra en el cuarto donde habitualmente Colín se sentaba a descansar -¡No, espera! –Cuando llegue vi que lo embiste contra la pared le amenaza por haberme hecho llorar. No es su culpa. Soy yo, soy sensible aunque no lo aparente a veces me muestro en exceso frío como el iceberg de Titanic -¡Basta! –Levanté la voz para apartar a ambos antes de que se le fueran de las manos.

– ¡Calmaos joder! Estamos en un trabajo, este tipo de comportamiento no es el apropiado. Paul, ve a ver a mi clienta. Deja que me encargue de esto personalmente. –En cuanto se fue miré a Colin con seriedad –Lamento el comportamiento de Paul a veces se le va la cabeza. Pero es buena persona se preocupa por mí en exceso es como un hermano mayor que nunca tuve. –

Rememore un momento en que mantuvimos relaciones sexuales en unos de las mesas de la peluquería. He de decir que fue una buena penetrada. Pero con Colin no solo es sexo empezaba a sentir cosas, cosas como al estilo de cuando vi por vez primera a  David Bowie  en un concierto y sentí una conexión en cuando cruzamos las miradas. –Ah! –Me frote las sienes con los dedos para luego volver al tema –Escucha, te debo una disculpa por lo que paso el otro día. Sé que no desearías verme en pintura pero debes entender algo.

Me gustas Colin, demasiado joder…pero sé que tú tienes tus dudas con respecto a tu sexualidad. A decir verdad no estoy dispuesto a volver a ser rechazado. Así que…-
Solté el aire despacio para luego decirle -¿Qué somos tú y yo en realidad Colin? Porque…me estoy enamorado de ti. Parece de dementes decir algo como esto, pero las sensaciones que me provocas no son comparables a las sensaciones que me han provocado otros hombres. –

Cerré los ojos unos minutos para luego abrirlos –Estoy listo para la respuesta definitiva. ¡No! Espera –exhale un profundo suspiro y asentí mirando a  esos profundos ojos de mi pareja –Estoy listo. ¡No!, no estoy listo espera…- Saco una botella de whisky que siempre guardaba para darle un trago cuando me daba ansiedad. Le doy un trago largo relamo mis labios –Listo ¡Hazlo! Rompe mi corazón como lo hizo la muerte de David Bowie. Oh! David, tú siempre serás mi grandioso dios como lo fue Freddie Mercury. –Di otro trago del la botella.
Beverly Hills › Libre  › Mediodía


Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 25/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Colin Gray el Sáb Ene 12, 2019 12:10 am
No me esperaba para nada la tormenta que cayó sobre de mí, apenas llevaba si acaso un par de minutos descansando un poco cuando veo que entra otro de los estilistas, al principio pensé que me reprendería por perder el tiempo o tal vez me ordenaría hacer algo, apenas una fracción de segundo más tarde me di cuenta de que esas no eran sus intenciones, cuando mi espalda y cabeza chocan contra la pared. Cuando eres atacado de esa forma tan imprevista pasa algo curioso, es como si el cerebro no alcanzara a responder pero al tiempo todo lo de alrededor ocurre en cámara lenta. Aguanto apenas una exclamación por la sorpresa y el dolor por el golpe que me lleve en la nuca.

El hombre seguía echado sobre mi como un jodido toro despotricando cosas que para mí no tenían sentido. Rayos que cualquiera pensaría que yo el culpable del asesinato de su madre, pero lo que consigo comprender es eso que repite de que hice llorar a Gallant, que lo lastime y un montón de sinsentidos más que solo se detienen cuando el propio Gallant entra por la puerta y lo aparta de mí.

Tan pronto recupero la libertad de movimiento me llevo una mano al pecho, jadeante me encojo un tanto sobre mí mismo. Apenas puedo dar crédito a lo que ha pasado, mucho menos tengo la cabeza necesaria para prestar adecuada atención a lo que sea que mi jefe quería decirme.- Espera… ¿Qué es todo eso de que yo te hice llorar? ¿Tú enviaste a ese tipo a que me amenazara? ¿Qué mierda le dijiste de mí?.- la voz me tiembla y por unos segundos la vista se me nubla, joder que quiero llorar de la impotencia. Fui atacado en mi maldito trabajo y todo indica que es por culpa de que me acosté con mi jefe.- Quiero estar solo ahora, de echo creo que debería irme.- me llevo las manos a la cabeza, en gesto de desesperación me echo el cabello hacia atrás aunque de inmediato regresa a su estado original. En situaciones así desearía tener un lugar donde refugiarme, pero al único sitio al que puedo ir es a mi departamento de estudiante.

¡Basta! ¿Enserio que es todo eso de lo que estás hablando? Pensaba que todo habría quedado claro de la otra noche.- llevo una mano hacia mi nuca donde me acaricio  un poco, no creo que me fuera a salir chichón pero seguro que mañana apenas poder mover el cuello.- ¿Por qué te estas montando todo ese enredo? Pensaba que seriamos novios o lo que tu quisieras pero ahora realmente necesito tiempo para pensar.- Tomo una gran bocanada de aire que sostengo en la boca por unos instantes, siento como todo mi aparato respiratorio se expande a su máxima capacidad antes de que lo suelte todo.- ¿Cada vez que te sientas mal en el trabajo o lagrimes por cualquier cosa vendrá ese sujeto a golpearme? Mira, de verdad no creo poder liderar con esto, anoche nos acostamos y lo asimile bien. ¡Tú lucias feliz! Luego esta mañana admito que no quería que me penetraras porque no me sentía preparado, lo hiciste igual y no fue tan malo si no cuento con que me duele todo al caminar.

Maldición pensé que las cosas seguirían normales.- me giro y echo hacia atrás, extiendo y contraigo los brazos porque ahora mismo me siento como un animal enjaulado.- yo que sé, que a la tarde querrías salir juntos a tomar o cualquier cosa.- Con ambas manos me cubro el rostro, lo aprieto con fuerza y tiro de la piel hacia atrás. De verdad que ahora necesito más que nada irme a un sitio apartado y pensar con calma, considerar cuales son mis opciones, tranquilizarme; pero con Gallant frente a mi soltándome todas sus emociones me es difícil.- No quiero romperte el corazón ni nada de eso, si quieres que seamos, no lo sé, novios? Podemos serlo, después de que tuvimos sexo no recuerdo haber dicho o hecho nada que te diera a entender lo contrario.- guardo silencio unos segundos para tomar un respiro, pese a lo que acaba de pasar trato de buscar tomar decisiones de las que no me arrepienta después, aunque no sé si lo estoy consiguiendo.- Seremos novios pero quiero renunciar, me avergüenza pedirte esto pero quisiera que me pagaras los días que trabaje aquí, lo necesito por el tiempo que me tomara encontrar otro empleo, y dile a tu amigo que no lo denunciare ni nada de eso, con algo de suerte nunca volveré a verlo.
Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 15/11/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Mr. Gallant el Dom Ene 13, 2019 7:16 pm
Mr.  Gallant
Dipped you inside my white heart, and made it red
Como se piensa que yo lancé a Paul para que le amenazara. ¿Qué clase de persona se cree que soy?   Paul se intuía que algo estaba pasando y que tenía que ver con Colin por esa razón se ha lanzado, porque no soportaba que me deprimiera, sobre todo en el trabajo. Pero en ningún momento mencione lo que paso entre nosotros esa noche. Principalmente me gusta ser reservado con mi vida sentimental. -¡¿Qué?! De ninguna manera haría semejante cosa –Debía de controlar mis emociones si quería que las cosas marcharan bien o acabaran de mal en peor.

Di otro trago a la botella para dejarla encima de la mesa y me acerque a Colin, quien estaba sufrimiento por dentro. A mí no me engañaba con sus miradas sus gestos confusos. Cualquiera intuiría que estaba liderando una lucha interna con respecto a lo que sentía hacía a mí. –Así no vamos a llegar a ninguna parte Colin. Está claro que solo fue sexo para ti… Así que no me haré ningún tipo de ilusión contigo –le confesé con el nudo de mi garganta que me costaba poder articular las palabras correctamente. Necesito otro trago de la botella que acabo de decir. Sin pensarlo dos veces di otro trago esta vez no me controle me la vacié de una sola vez para luego dejarla en la mesa–Es mejor que regrese a mi trabajo –Justo en ese momento empieza a cambiar de actitud, queriendo mostrarme que era capaz de todo, incluso de ser mi pareja.

Pero no estaba seguro si lo estaba pensando bien o simplemente es el miedo a perder su trabajo quien le estaba obligando a decir aquello.

Ya estoy dudando de todo y odio dudar, porque me enojo demasiado al no tener control sobre algo que se me escapaba de las manos. Consigue que me saque mi mal humor y lo que menos deseo en este instante es sacarlo, y mucho menos hacerle sentir mal por mi carácter brusco. –Colin, puedes seguir trabajando aquí. No tienes que verme si no quieres. Puedo cambiar tu horario así te resultaría menos difícil tener que liderar con tus sentimientos que están bastante claros. –Dicho este furioso me salí del cuarto volví a mi trabajo como un profesional que era.

Así hice, evite a Colin distraje mi mente con mi trabajo. Las clientas salían de la peluquería felices de mi trabajo, y eso llenaba el vacio que sentí cuando Colin con sus indecisiones acabó estropeando lo que podría llegar a ser una hermosa relación. Estaba claro que no había nacido para tener una pareja forma, sino para gozar de los placeres, del sexo, de la vida glamurosa.

Al terminar la jornada laboral recogí mis peines que iba colocando cuidadosamente en mi maleta con el resto de mis cepillos, tijeras, el resto de mi equipo de peluquería que siempre llevaba encima. Luego pasé por el lado de Colin me comporte de forma fría, ni le dirigí una mirada solamente aparte la silla para colocarla en su lugar –Ya puedes irte. –Le entregué un sobre con el dinero de su trabajo para luego decirle –Dentro esta tú nuevo horario que he personalizado para que no tengamos que vernos las caras. –si estaba molesto era porque desde el principio no fue del todo sincero. Odio que me tomen el pelo, más que se crean que puedan jugar con mis sentimientos. De ninguna manera un Gallant se deja llevar por ese tipo de conducta está en contra de sus principios morales.
Beverly Hills › Libre  › Mediodía


Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 25/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Colin Gray el Dom Ene 13, 2019 8:13 pm
Mi ceño se frunce todavía más debido a todo lo que decía Gallant, o más bien por lo que no decía, pareciera que su cabeza solo está centrada en el tema de nuestra relación y todo lo demás queda por suelo. ¿Cómo puede acusarme de que para mí solo fue sexo si, siendo honestos, yo me sentí poco más que su juguete sexual? Aun cuando quisiera poder soltarle eso decido solo quedarme callado, no digo nada más hasta que se marcha dejándome allí, solo. Hay tantas cosas que quisiera reprocharle pero temo que de haberlo hecho ahora solo echaría más leña al fuego y la rencilla se volvería más grande.

Me permito permanecer un rato más en la bodega porque ocupo pensar, con el paso de los minutos mi mente se fue tranquilizando, y la vez recapacite de algunas cosas que dije y otras que debería decir cuanto antes, claro que ahora no puedo, para eso mejor abordar a Gallant cuando no quede nadie en la estética.

Tras todo el altercado se volvió más incómodo que nunca realizar mi trabajo, enserio menos mal que solo era uno de los tantos empleados aquí el que parecía llevarme bronca, los demás actuaban con bastante normalidad, quiero creer que no se dieron cuenta de nada. Agradezco internamente cuando  por fin termina el vendito día y el local cierra; justo como hice el día anterior me tomo el tiempo de dar una rápida barrida por todo el lugar, me aseguro una última vez de que todos los tarros de cremas para el cabello quedaran llenos y paso rápidamente una franela húmeda por todas las mesas; la verdad es que solo estaba esperando que todos se fueran. Odio profundamente encontrarme en esta situación pero sé que vale más aclarar las cosas ahora que permitir que sigan asi. Por un momento temí que no se fuera a marchar el hombre que me ataco, Paul, ahora puedo recordar que así se llama, el cual luego de dirigirse unos momentos a Gallant procede a marcharse, no puedo estar seguro si realmente se fue o volverá pero debo aprovechar el momento.

Reprimo todo lo que puedo las ganas de resoplar que me dominan al presenciar la actitud que había decidido tomar mi jefe, quien me tiende un sobre sin siquiera dignarse a verme. Debería ser yo quien actué de esa manera.- Quiero que hablemos, ahora, me lo debes luego de arrastrarme ayer a ese restaurante.- durante fácil las últimas tres horas le estuve dando vueltas en mi cabeza a lo que quería decir así que las palabras salen con facilidad. En actitud tranquila dejo el sobre sobre la mesa más cercana sobe la que después me recargo, la mirada fija en el rostro del mayor.- Eres un dramático, un exagerado, y realmente creo que deberías reorganizar tus prioridades.- le suelto en forma de bomba sin molestarme de momento en suavizar el golpe.- admito que tal vez yo hubiera tenido que ser más sincero, tal vez si me conocieras mejor sabrías que hasta ahora nada de lo que he dicho o hecho ha sido con la intensión de herirte, pero no puedes saberlo porque no me conoces, y eso me lleva a otra punto, el cual es que creo sinceramente que es muy mala idea tratar de formar una relación entre personas que se conocen de un dia.

Guardo silencio un instante en el cual aprovecho para inhalar hasta llenarme los pulmones. No es momento de echarme para atrás.- Me llamo Colin Gray, tengo 23 años, estoy en la carrera de mercadotecnia y tengo una beca así que no puedo permitirme faltar a clases ni bajar las notas. Tengo dos hermanos menores que yo crie desde los 6, y no los veo hace cuatro años porque en cuanto me pude independizar hui de casa.- Bajo la mirada a la par que recojo el sobre y sujeto entre mis manos, lo sentía un poco grueso así que intuyo que allí estaría el dinero que le pedí, el pago por mi trabajo.- estoy en clases de 7 a.m y 1 p.m, menos los viernes que salgo a las 11 así que no puedo cambiar de horario laboral entrando a las 2 y hasta que cerremos, y no es porque no quiera verte a ti, es que no desearía tener que seguir encontrándome con Paul luego de lo que paso, pero ya sé que eso no podrá ser.

Lamento si pensé que tú lo habías mandado a amenazarme, fue lo primero que acudió a mi mente porque él no dejaba de acusarme de haberte lastimado, y yo ni siquiera tenía idea de en qué forma es que hice eso.
- de nuevo dejo el sobre a un lado, suspiro profundo echando hacia atrás la cabeza, solo unos segundos. Es gracioso que me es más incómodo tener que entrar ahora en el tema de los sentimientos que haberle hablado sobre mi familia, tal vez solo es que la adrenalina se está bajando.- Apenas tengo un poco de vida Gallant, entre la escuela y el trabajo solo me queda el tiempo justo para dormir, crees que puedo ser buen novio con esas limitaciones? Esa es la principal razón de que me mostrara inseguro todo este tiempo, no porque seas hombre ni nada de eso. Así que si aún quieres que lo intentemos no puedo prometerte que te daré todo el tiempo que desearía, habrá muchas cosas en las que probablemente fallare, no podre ser el novio perfecto, pero puedo prometerte que me esforzare.- ¿Qué más puedo decir? Mientras estaba limpiando pensaba en muchas cosas que quería decir pero ahora estas solo son ideas que vuelan sin conexión en mi cerebro.

Me gusta la persona que eres en el fondo, a la que le gusta dormir abrazado, me causa gracia cuando te pones en plan de seductor, también me da un poco de pena ajena pero me pareces lindo.- Esbozo una pequeña sonrisa, mi rostro gacho porque ahora mismo no quiero verlo a la cara, temo que de hacerlo no podre seguir hablando.- quiero conocerte más, ahora mismo no puedo decir que te amo, pero… ah!.- llevo una mano a mi nuca que rasco un poco, desvió la mirada sintiendo que el rostro más caliente de pronto. Estuve a punto de decir algo demasiado vergonzoso.- tal vez si nos esforzamos y nos damos otra oportunidad podría surgir algo.- de pronto arrugo el entrecejo al recordar algo que me había molestado hace rato.- creo que tú también tienes cosas que aprender para ser un buen novio, luego de que tu amigo me amenazo ni siquiera me preguntaste si estaba bien, agradezco que lo apartaras de mi pero ya que me he puesto todo sincero la verdad es que hubiera agradecido un abrazo en ese momento.
Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 15/11/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Mr. Gallant el Dom Ene 13, 2019 11:58 pm
Mr.  Gallant
Dipped you inside my white heart, and made it red
¿Hablar? Yo creo que lo has dicho todo cariño. –Comenté molesto  para recoger lo que quedaba en la peluquería asegurarme de que todo estaba en orden. Solté una risa falsa después de soltarme que era un dramático y exagerado – ¡Oh, vamos! No eres mi padre para darme putos consejos sobre reorganizar mis prioridades. –Sin duda no dejaría que me pisara el orgullo y que me hiciera sentir como una mierda con sus consejos.

Solté un suspiro pera dirigirme al vestidor para tomar mi cazadora de cuero ponérmela cabreado. –Ahora intentas justificarte don reorganizar prioridades –Respondí con sarcasmo porque me estaba empezando a poner furioso su actitud.

–¡Ah, claro! Ahora quieres arreglando todo con un “Si me conocieras mejor” pues déjame decirte una cosa guapo. Tú también deberías conocerme mejor que juzgarme o darle elecciones de cómo reorganizar mis prioridades. –Solté un suspiro para dirime a la puerta para despedirme de la joven empleada que se dedicaba cerrar la peluquería.

Afuera continué escuchando el parloteado de Colin, quien empezaba a cabrearme bastante. Le miré furioso luego esperé a que dijera todo lo que tenía de decir al respecto. Que si mi intención no era herirme, que si no le conozco lo suficiente para saber qué clase de persona era. –Puede que no te conozca pero por lo que me has mostrando. Aun necesitas madurar mucho chico, porque los sentimientos de una persona jamás se deben jugar ¿Lo has entendido? –Caminé para seguir escuchando todo lo que tenía de decir. Que si tenía 23, que estaba en una carrera de mercadotecnia y que tenía una beca que no podía perder. –Crees que yo soy esa piedra en el camino que te estorba para que cumplas con tus sueños. –


Me llevé la mano a las sienes para frotarlas suavemente sin dejar de prestar atención
Paul se ha tomado unos días de vacaciones. Así que no es ningún problema que continúes trabajando. ¡Yo soy el puto problema! Quizás deberías –
Alcé la voz algo alterado por la situación en la que me había envuelto. –dejar el trabajo. No, no ¿En serio? ahora me dices que lamentas en creer que yo te envié a Paul para que te amenazara. –Solté un suspiro me lleva las manos a la cabeza –De acuerdo…Yo ni le he contado a Paul lo que hicimos anoche porque soy un hombre que prefiere tener su vida personal en privado que estar aireando trapos sucios.

Cambie de expresión cuando me confiesa que la escuela y el trabaja no le dejaban dormir lo suficiente. Escucha…todos tenemos nuestros más y nuestros menos.

Momentos en que desearíamos lanzar todo por el retrete. Crees que toda mi vida no he luchado por ser alguien. Pero debido a mis adiciones me vi envuelto en situaciones inestables. Así que acabé cometiendo una  estupidez. Como esnifar una peluquería  entera. Es decir que la vendí para usar ese dinero comprar más drogas. Yo no soy perfecto Colin. Soy todo lo contrario a la perfección. Crees que no me han rechazado por ser gay. Te iré enumerando a las personas que me han rechazo por ser gay. Primero, mi madre fue la primera que dijo ¡Jamás un hijo mío será gay! Acto seguido coloco mis maletas en la calle. Segundo mi padre, ni me miro cuando mi madre tomó esa decisión que cambiara mi vida. Luego supe que murieron ambos en un accidente de avión dejándome fuera de su herencia. Tras eso me fui a vivir con mis abuelos. Mi abuela me odia, aunque quiere que sea el gay perfecto en todo momento. Un eunuco por decirlo de alguna manera. Mi abuelo no me dirige la palabra prefiere olvidar que tiene un nieto que es gay. Ya murió así que no tuve la oportunidad de poder despedirme decirle ¿Por qué me odias tanto abuelo?–


Miré a otra parte aguantando las lágrimas después de confesar eso –Yo…solo deseo que alguien me abrace me diga ¡Todo va salir bien! Eres genial, vas a llegar a lo alto. La peluquería, y mis propias clientas me dan esa fuerza para continuar trabajando. –Me sequé una furtiva lágrima para seguir escuchando a Colin –Escucha, dormir a tu lado fue lo más hermoso que me ha pasado estas últimas semanas. –Fruncí el ceño haciendo un gesto con la boca –como es que te gusta mi forma de seducir pero te hace gracia. En fin….sé que soy un bicho raro, y contra más rara es la situación más me agrada.
Colin detrás de mi fachada de cínico se esconde alguien con sentimientos profundos. Lo único que no deseo es volver a caer en los errores del pasado. Además nana me repite constantemente que no encontrare el amor. Así que supongo que eso de idealizar a una persona debe cambiar. Pero cuando te veo siento que vuelvo a ser joven otra vez…A pesar de mis 31 que cumpliré dentro de poco 32 a finales de Enero. Me estoy haciendo un viejo amargado. Lo que menos deseo es que todo lo que me guste deje de gustarme de la noche a la mañana. Pero si te diré algo si te esfuerzas puede que podamos a entendernos.


Beverly Hills › Privado  › Noche




Última edición por Mr. Gallant el Miér Ene 16, 2019 9:11 pm, editado 3 veces
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 25/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Colin Gray el Lun Ene 14, 2019 2:22 am
Tienes razón, yo tampoco te conozco, no he tenido la oportunidad pero quiero hacerlo, de verdad eso quiero.- finalmente no puedo contener un suspiro cansino, las cosas estaban siendo más difíciles de lo que imagine, aunque supongo que debí preverlo. Mirando en retrospectiva no tengo idea de porque se hizo todo esto tan grande, no sé ni porque se originó si justo en la mañana habíamos acabado de tener sexo.- No soy una persona cruel que disfrute de jugar con los sentimientos de otros, tal vez a lo largo de mi vida he cometido errores, y es posible que con ellos lastimara a mi familia pero a ti nunca quise herirte, lo digo de verdad, de echo ni siquiera sé que es lo que hice mal por lo que todo esto comenzó.

Luego de que dijera todo lo que deseaba sacar permanezco en relativo silencio escuchándolo, admito que por un momento pensé que mis esfuerzos por dialogar no servirían pero pronto me di cuenta de que no sería así en cuanto comenzó a hablarme de su pasado. Mis ojos se abren con sorpresa por más que trate de disimularlo cuando me confiesa que llevo a la quiebra una estética por culpa de adicciones. Yo no soy quien para juzgarlo, no quiero hacerlo, menos aun cuando comienza a hablar sobre la forma en que fue rechazado por sus padres por ser homosexual, igual por su abuelo lo que le dejo con esa mujer que llama Nana como único soporte, supongo que sería ella la que le ayudo a salir de las drogas.

No eres el único que ha tenido padres de mierda, los míos ni siquiera querían tenerme así que jamás me cuidaron.- Meto ambas manos a los bolsillos, me arqueo un poco echando la cabeza hacia atrás; esto comenzaba a parecerme más una sesión psicológica que una pelea de parejas.- yo pondré de mi parte para que esto funcione, pero necesito que tú también lo hagas, creo que juntos podremos aprender a ser mejores.- suelto una risa nerviosa porque esa última frase hasta a mí me pareció propia del slogan de una escuela.- qué te parece si ahora me permites que sea yo quien te invite a cenar?.- sonriente saco de mi bolsillo el sobre ya arrugado y lo muevo frente a su cara.- tal vez no pueda ofrecerte un restaurante de lujo pero si una comida cacera, incluso puedo hacer pastel si quieres, así celebramos tu cumpleaños por adelantado.- de forma tímida doy un paso más hacia él, con lo acaloradas que estuvieron las cosas hace apenas minutos no estoy nada seguro de cuál será su reacción ante mí, pero luego de un momento me atrevo a alargar la mano y tomar la suya, puede sentir las llaves del coche entre sus dedos ahora contra mi palma.

No quiero que llores, me hace sentir mal verte así, pero me alegra que me contaras todo eso.- despacio me inclino un poco y aproximo para dejar un beso en su mejilla, aun no me siento con la confianza para besarle en los labios, tal vez de rato, cuando ya esté seguro que no seguiremos con la discusión.- Hoy era el último día de clases antes de las vacaciones así que durante casi un mes estaré libre, podemos aprovechar a hacer cosas juntos, de hecho si quieres hoy puedes quedarte conmigo de nuevo ¿necesitas ir a recoger algo a casa de tu abuela?.- me detengo un segundo al caer en cuenta de que estoy hablando demasiado, comienzo a actuar como si todo hubiera quedado solucionado cuando no sé si es así, aunque realmente lo espero.- Me siento un poco tonto preguntando esto pero, esta… está todo bien? Ya sabes, entre nosotros.

No quiero parecer un pesado con esto.- suelto su mano y vuelvo a retroceder un paso para regresarle su espacio personal.- sé que también podría ser que decideras ya no querer estar conmigo y si es así lo comprendo, pero si aceptas mi invitación me temo que tendremos que pasar a algún supermercado, prometo que te hare un festín, soy buen cocinero, después de todo yo era quien hacia las labores de la casa.- muerdo un poco mi labio inferior aguardando a que dijera algo, que fuera el quien decidiera lo que habría entre nosotros a partir de ahora.- Ah y sobre tu forma de seducir, lo siento es que en vez de incitarme se me hacen muy divertidos todos esos gestos que haces, porque… ah bueno.- nuevamente desvió la mirada, hasta hoy no recuerdo cual fue la ocasión anterior en que llegue a decir más cosas vergonzosas.- para mi tú ya luces hermoso, y no me importaría abrazarte o besarte sin necesidad de que hagas todo eso.
Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 15/11/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Mr. Gallant el Miér Ene 16, 2019 9:12 pm
Mr.  Gallant
Dipped you inside my white heart, and made it red
He de decir que me sorprende que Colin también tenga problemas con sus padres. –Cariño, eso es terrible. Deberíamos escribir una carta de reclamaciones por ser los peores padres del mundo entero. –Apoyo mi mano sobre su hombro para luego levantar con mi dedo su barbilla y sonreír ante esa mirada de cachorro. –Shhh, shhhhh –Coloco mi dedo en sus labios antes de que dijera algo –Yo cuidare de ti encantado. Aunque soy se puede decir independiente, excéntrico, algo despegado de la sociedad en la que vivimos siempre lucho por mis ideales firmemente. –Le doy un abrazo en cuanto me menciona que juntos podremos luchar ante las adversidades de la vida. –Pues claro que si cariño.

Juntos haremos grandes cosas ¡Cambiaremos el mundo, su visión! Ok creo que he exagerado como lo haría cierto político que lucha por la igualdad de sexo. En el hipotético caso de decir cosas sin sentido es uno de mis peculiaridades. Aunque no he dicho nada que sea fuera de contexto lo de luchar por algo que nos guste a ambos. –
Fruncí el ceño por lo que acababa de decir así de golpe- Cenar ¡Por supuesto! ¿Te importa si te cojo de la mano? A mis amigos lo suelo hacer. Pero tú eres más que mi amigo, es decir eres mi amigo, amante y espero que algún día seamos novios formales.  Ah! tanta charla me ha dado sed, vamos. Dejaré que te invites a donde quieras. –No puedo evitar sonreír en cuanto me dice de hacerme de comer algo casero –Oh! –Me llevo las manos al pecho –Eres tan dulce.

Deja que te bese –le planto un efusivo beso en los labios para luego acariciarle la cabeza. –Eres un encanto. Como decir no a una propuesta como esa. ¡Pues claro! –Me eché a reír en cuanto menciona el pastel de cumpleaños. –No, no, eso el 20 de Enero hasta el 20 de Enero no celebro mi cumpleaños. Porque prefiero hacerlo en el mismo día en que nací el 20. Primer día de signo de Acuario, lo que me convierte en el tipo más excéntrico del zodiaco. Ah! vamos…-Entrelazo mi mano con la suya caminaba juntos de la mano para dirigirnos al auto –Ah! perdón, a veces puedo llegar a ser emocional.

Pero ya estoy bien, porque estas a mi lado hemos despejado las dudas que había encima de nuestras cabezas como nubarrones a punto de mojarnos con su lluvia de inseguridades. –
Le doy otro beso para luego caminar hasta donde estaba mis mercedes mientras prestaba atención a lo que me decía. –Así si es tu último día de clases podríamos celebrarlo con la cena de esta noche.  –Me paré un momento mirando a Colin cuando menciona lo de quedarme en su casa -¿Quieres que vivamos juntos? Es demasiado precipitado pero…Que te parece venirte a mi mansión, bueno…Es de nana,  pero ella no la usa demasiado aparte de que podemos hacer un buen uso a la sauna. Grrr.  ¡Tenemos una bolera! Nana no la usa, dice que podría romperse una uña. Si se rompe una uña podría peligrar su vida de estrella de cine….-

Carraspeé al decir esto último sobre nana que era algo especial en algunas cosas. –Tenemos piscina climatizada. Un cine que proyecta películas antiguas modernas. A nana le encanta ver películas de ella misma es demasiado egocéntrica en ese aspecto. –De pronto me suelta de que no quería parecer un pesado -¿Pesado, qué? No, para nada eres pesado. Aunque te seré sincero me encantaría que vinieras a la mansión porque podríamos hacer tantas cosas. También podemos viajar, tenemos un jet privado que nos permitiría ir a cualquier parte del mundo. ¿Has estado en España? –Le bese en la mano tire de él para mirarle a los ojos porque se había vuelto de pronto esquivo –conmigo no debes intimidarte ni nada de eso. Prefiero que seas ese tigre que me embistió como un animal. Ah! ya…esa idea de volver a repetir hace que me ponga tan duro. Pero ahora iremos al  supermercado ¡Vamos! No perdamos el tiempo. Por cierto, tú también estas monísimo cuando te sonrojas –Le planto un efusivo beso en los labios luego me separo para abrir la puerta de mi mercedes. –Piensa en lo que te he planteado. Lo de pasar un día entero en la mansión.

Me muero de hambre, ahora mismo me comería tu brazo –
Esbocé una sonrisa para girar la llave en el contacto arrancar el motor de mi auto-Es una broma. En todo casi te comería ahora mismo la boca. –Así sin pensarlo le beso de una forma tan intensa salvaje que consigue que me ponga muy pero que muy excitado –Ah!, no, tenemos que parar. Conducir con una erección puede acarrear problemas mientras conduzco –Le saco la lengua luego conecto el CD para escuchar en los altavoces una canción de Queen titulado Crazy Little Thing Called Love. -¿Te gusta Queen? Yo lo adoro, como adoro a Kurt Cobain y David Bowie. –Repito la letra de la canción porque me la sabía de memoria.


Beverly Hills › Privado  › Noche


Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 25/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Colin Gray el Jue Ene 17, 2019 10:44 pm
Formo una sonrisa de lado al comprobar nuevamente lo voluble que podía ser el estilista, aun cuando apenas llevaba dos días de conocerle ya fui capaz de armar una estimación bastante acertada de su carácter, si todas nuestras discusiones se desarrollaran de esta forma creo que serán de bastante fácil solución.- Ya me he dado cuenta de que eres muy emocional, de echo lo supe desde anoche.- acepto entrelazar mis dedos con los suyos, cualquiera persona que nos viera intuiría que somos pareja pero qué más da, jamás me ha interesado demasiado lo que puedan pensar otros, siempre he tenido otras cosas de que preocuparme. Me toma de sorpresa cuando repentinamente me besa en los labios, de a poco el primer impulso de apartarlo va desapareciendo, ahora ya me resulta más fácil corresponderle, luego retomar el camino hacia su auto.- bueno tampoco es que haya mucho que celebrar, seguiré yendo al trabajo de modo que solo me quedan libres las mañanas, aunque por lo menos podre dormir mas.- me giro a verle, mi ceño fruncido por todo lo que va diciendo.- Yo no dije que vivamos juntos, jamás me atrevería a hacer esa oferta con el apartamento tan pequeño que tengo.- resoplo echando un poco la cabeza hacia atrás.- si apenas puedo cargar con mi vida, sería egoísta de mi parte querer arrastrarte conmigo.

Trato de ocultar una mueca ante su invitación de acompañarlo a su residencia, conforme enumeraba más comodidades mí entrecejo se arruga más. Esa mansión suena más a un centro recreación de ricos que a una casa, no puedo imaginarme siquiera entrando a un sitio así, no me atrevería a tocar nada por temor a romperlo.- No se trata de que me intimide, si salgo contigo no es porque toda esa fortuna de la que me hablas, yo no necesito volar en un jet privado a España o a cualquier otro sitio. Además por lo que me has hablado de tu abuela y de esas reuniones que organiza para encontrarte pareja la verdad, y siendo realista no creo que yo sea el tipo que ella buscaría para ti.- apenas puedo hablar con ilación por todos los besos que me roba.

Nada más entrar al auto apenas puedo cerrar la puerta cuando de nuevo ya está sobre mi comiéndome literalmente la boca justo como amenazo hace medio segundo. Al instante llevo las manos a sus hombros donde me sujeto, como puedo  procuro corresponderle, aun me siento un poco torpe. Para cuando nos apartamos el rostro lo tengo caliente, seguro ha de estar sonrojado.- Eres demasiado intenso, no creo poder seguirte el ritmo.- confieso un tanto avergonzado, por suerte pronto arranca el vehículo, así puedo distraerme un poco y solo escuchar la música. Internamente pienso que no  me sorprende para nada que le gusten esa clase de canciones.- No he escuchado  mucho de Queen, aunque Nirvana si me gusta.- Mientras conduce aprovecho a buscar en mi mochila hasta dar con mi cartera, ya he pagado el alquiler del mes así que puedo disponer de gran parte de mi dinero, tengo suficiente para hacer una buena cena.

No tardamos mucho en llegar al aparcamiento de un supermercado, al bajar voy a recoger un carrito de la compra que alguien más dejo allí, aprovecho a echar dentro mi mochila, luego encaminarme junto a Gallant al interior.- no hace demasiado frió esta noche pero, te parece que prepare estofado? De hecho creo que debería aprovechar a llenar mi despensa, no puedo seguir viviendo a base de sopas instantáneas y cereal.- hace bastante que no hago el súper como se debe asi que aprovecho a pasarme por todas las secciones y tomar lo que necesito, tampoco es que requiera demasiado, viviendo solo tardo mucho tiempo en acabarme lo que compro.- ¿Quiénes ayudarme con el carrito? Ah debes decirme que cosas te gusta comer.- por ultimo  vamos a la sección de carnes, aparte de lo necesario para el estofado compro igual algo de pollo, ya lo usare algún otro día.- listo eso era todo.- exclamo dejando las últimas compras en el carrito.- espero que las filas no sean demasiado largas para pagar.- me aproximo para sujetarme a su brazo, luego besarle en la mejilla.- a ver háblame un poco más sobre tu vida de rico, alguna vez habías venido a hacer este tipo de compras?.- le pregunto divertido porque ya me imaginaba la respuesta.

Por suerte en las cajas apenas hay gente asi que no tardamos en que nos cobren todas las compras, no estuvo tan mal, aun luego de pagar me queda suficiente hasta la próxima quincena.- anda ayúdame, y bienvenido a la vida de alguien de clase media.- bromeo soltando una risa sofocada por estar cargando las bolsas que echamos en el maletero, una vez acabamos suspiro profundo, con una mano me echo  el cabello hacia atrás.- perfecto, ahora a mi apartamento antes de que muramos de hambre.
Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 15/11/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.