ADMINISTRACIÓN
Últimos temas
» Control de daños ||Mr. Gallant
Jue Ene 17, 2019 10:44 pm por Colin Gray

» Un día en el circo || Libre ||
Jue Ene 17, 2019 10:03 am por Lily Watson

» Registros de PB
Miér Ene 16, 2019 1:47 pm por Michael Langdon

» Registros de Grupo
Miér Ene 16, 2019 1:45 pm por Michael Langdon

»  Petición
Mar Ene 15, 2019 10:01 pm por Michael Langdon

» Billie Dean Howard ID
Mar Ene 15, 2019 9:58 pm por Michael Langdon

» Lily Watson ID
Mar Ene 15, 2019 12:06 am por Michael Langdon

» Jimmy Darling el chico langosta ||
Dom Ene 13, 2019 10:07 am por Michael Langdon

» Atrapado en otro cuerpo || Zoe Benson || flashback +18
Vie Ene 11, 2019 11:53 pm por Kyle Spencer


Entre espumas de colores || Libre || +18

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Mr. Gallant el Dom Nov 18, 2018 7:29 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Mr.  Gallant
Dipped you inside my white heart, and made it red
Soy el estilista más exclusivo de Beverly Hills todo el mundo quiere que la peine porque soy maravilloso en todo lo que hago. Desde luego me he ganado con creces mi reputación después de todo se lo debo a mi abuela nana, quien ha tenía mucha paciencia para invertir su dinero en la tercera peluquería.

Eso y el  hecho de que tengo los mejores productos de peluquería que pueden hacer milagros en los cabellos de mis clientas. Mi leche de humectante con aguacate puede revivir lo que sea.
Pero no siempre fue así antes de llegar a equilibrar mi vida me metí de cabeza en un túnel sin salida. Las adiciones pueden traer a mi vida un completo infierno pero era lo único que me ayudaba a controlar algo en esta existencia. En el fondo solo quería que mi abuela se aceptara como era.

Cuando le conté sobre mi homosexualidad no dudo en organizarme pequeños almuerzos apestosos para intentar que fuese el gay perfecto. Sin embargo, no salía las cosas como ella planeaba ni me dejaba manipular por sus artimañas. Yo quería ser especial, único, con mi estilo personal.

Pero parecía que ella continuaba sin aceptarme. Al menos aquí rodeado de hombres hermosos me aceptan como soy. Claro, ellos saben que soy gay no les molesta porque algunos también lo era como yo. Jack es gay tiene 31 años como yo y no se molesta en ocultarlo. Lo vi más de una vez excitarse mucho mirándome.  Debería habérmelo follado hace mucho tiempo. Pero desaproveché mi oportunidad porque Paúl se me había adelantado ¡Mierda! Supongo que seré el eterno gay soltero que espera encontrar a su media naranja, entre espumas, lacas, cortes, tintes.

Pues bien, ¿Qué tenias en mente? –Pregunté  a mi cliente mientras preparada mis utensilios; tijeras, navaja, peines, cepillos, secador. Todo a mi disposición para crear mis estilos únicos. Cuando tengo una clienta un tanto indecisa con respecto a lo que quiere le doy ideas de cómo podría darle luminosidad a ese cabello sin vida. –Yo creo que un corte asimétrico y unas mechas color miel te daría un aspecto más favorecedor. –Siempre consigo convencerlas porque sé que quieren en el fondo, sentirse hermosas, y que sus parejas o su entorno vea lo hermosa que luce esta noche o cualquier evento que asista.

-Quisiera el color de cabello que luce ahora Lady Gaga. Tengo entendido que ha tocado su cabello –No puedo evitar sonreír por sentirme afortunado de poder tocar los cabellos de algunas famosas de la música pop –Ah! es tan divina. En persona es una diosa te lo puedo asegurar. Su cabello es fascinante. –Miré las raíces de mi clienta para buscar el tono que pudiera darle el color que ella deseaba –Quizás necesites decoración porque tu cabello es bastante oscuro cariño, y necesitamos aclarar para conseguir el tono que deseas.  Entonces iré preparando la decoración. Ten cariño, una revista. Le entrego la revista a mi clienta con una sonrisa amplia.

Entro al cuarto para preparar la decoración para mi clienta  y me encuentro de espaldas un culito que daban ganas de apretar. Debería contralar llevo semanas sin poder meterla que parezco un desesperado–Uhm, creo que no te visto antes por la peluquería. ¿Eres el nuevo? –Coloco el bol encima de la mesita para ir añadiendo la decoración –Yo soy Mr.  Gallant. Para ti guapo puedes llamarme  Gallant. –Le guiño con descaro un ojo  mientras preparaba la mezcla.
Beverly Hills › Libre  › Mediodía




Última edición por Mr. Gallant el Miér Dic 12, 2018 8:35 pm, editado 1 vez
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 25/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo


Mensaje por Colin Gray el Miér Dic 19, 2018 7:49 am
Aun con lo enrojecido que estaba mi rostro no puedo reprimir una sonrisa de éxtasis puro que se forma en mi rostro al verle colocarse entre mis piernas, sujetar mi miembro por la base y empezar a mamar de el sin que parezca importarle que segundos antes esa misma polla había  estado invadiendo su culo.- eres demasiado intenso.- fuerzo una sonrisa que se rompe al salírseme un nuevo gemido, no puedo reprimir el impulso de echar la cabeza hacia atrás, los ojos fuertemente cerrados mientras que algunos espasmos musculares me recorren ante el rose de su lengua y labios sobre mi falo. Joder, aun teniendo ese maldito preservativo cada rose lo sentía delicioso.

Ahogo un gruñido contra su boca cuando se aparta solo para echárseme encima, reclamar mis labios de una forma que no puedo negarme a responder, me sentía adormecido, drogado de tanto placer, de cada caricia y movimiento erótico que me hipnotiza, he de admitir que esta es una de las ventajas de estar con alguien con más experiencia, y podía adivinar sin temor a equivocarme que Gallant tiene muchísima.- Creo que no lo estoy haciendo tan mal.- bromeo soltando una leve risa mientras que con mi mano le sigo masturbando a la espera que decidiera empalarse en mi.- para ser mi primera experiencia gay.- ahogo un jadeo cuando por fin lo siento dirigir mi pene a su ano y metérselo sin más contemplaciones. Un temblor general me recorre, apenas resisto el impulso de echarme sobre el para invertir posiciones así poder retomar el ritmo desenfrenado que estaba usando minutos antes, en lugar de eso llevo ambas manos a su estrecha cadera para ayudarle un poco a moverse, cuando estuve con mujeres un par de veces usamos esta posición así que sabía que sería más fácil si yo le estabilizaba para que pudiese subir y bajar sin problemas.

Resultaba hipnóticamente morboso poder contemplar el modo en que todos mis centímetros de polla desaparecen dentro de él solo para resurgir segundos más tarde, con su propio falo rebotando contra mi estómago, salpicando esperma sobre mi piel sudorosa. Al instante vuelvo a llevar una mano allí para poder masturbarle, le bombeo de igual modo cada vez más duro conforme sus movimientos se hacían frenéticos, provocaban que mis pelotas se aplastaran en ese redondeado trasero y las suyas contra mi pelvis.- Ahh mierda.- gustoso no dudo en corresponderle al beso, dejo que nuestras lenguas se entrelacen y la saliva se mezcle.- hazlo córrete ahh sii quiero verte hacerlo.- flexiono un poco las piernas para poder igual impulsarme en contra tratando de que los empates fueran más duros aun si es que era posible, no paso mucho para que sintiera la espesa carga derramarse sobre mi piel, dejándome toda la mano embarrada de semen en el proceso.

Frustrado trato de seguir envistiéndolo un poco más, incluso se me escapa un patético lloriqueo cuando le siento apartarse dejando a mi verga más dura que una maldita vara de metal y mis huevos mandando palpitaciones que recorren toda mi jodida pelvis porque estuve solo a unos segundos de correrme.- quería hacerlo adentro.- le miro formando un puchero porque rayos mis pelotas estaban a un paso de empezar a dolerme. Gracias a dios que no paso mucho para que mi amante decidiera darme un poco de atención, con lo caliente que estaba hasta el más mínimo rose me hacía estremecer, provocaba que mis testículos se contrajeran y placenteras descargas eléctricas recorrieran mi espina.- Oh diablos.- los nudillos se me ponen blancos por lo fuerte que tenía apretadas las manos sobre las mantas, mantengo los ojos firmemente cerrados, procuro concentrarme en la manera que tenia de bombear mi miembro, envolver el glande con sus labios y luego volver a apartarse de una manera que me volvía loco, ni de lejos se sentía tan bien como hace un  momento que estuve en su interior pero ahora no me queda de otra así que solo me esforcé por liberarme cuanto antes.

Siento como el alivio se apodera de todo mi cuerpo por fin eyaculo, luego de tensar todo el cuerpo y gemir como un desesperado no puedo más que desplomarme sobre la cama, mi cuerpo  tembloroso aun con espasmos del orgasmo recorriéndome. Mis extremidades quedan laxas, solo consigo levantar un brazo para segundos después dejarlo caer sobre mi rostro; mi mente aun no funciona con total claridad pero el molesto pensamiento de que acabo de tener sexo con un hombre no para de girar por mi cabeza, lo peor es cuando asimilo que realmente ya no me importa, supongo que solo me estoy armando todo este lio porque las cosas sucedieron demasiado rápido, ni siquiera con mujeres me acosté con alguna nada más conocerla, bueno siempre hay una primera vez para todo.

Te quedaras aquí esta noche?.- al hablar mi voz suena ronca por lo que debo aclararme un poco la garganta, luego me enderezo para poder verle mejor, sonreírle al caer nuevamente en cuenta de que no fue tan malo. Despacio extiendo una mano para poder tomar la suya, no muy seguro de que hacer o decir porque antes de esto ni siquiera éramos precisamente amigos, ahora no puedo asegurar que clase de relación tenemos.- el único problema tal vez sea que no se si tengo comida para el desayuno.- durante un instante lo pienso, coloco una mano en mi barbilla tratando de recordar que tenía exactamente en la nevera.- Si creo que habrá suficiente para tu desayuno, y para mi tengo una sopa instantánea así que no hay problemas.- de pronto me muevo y bajo de la cama con la intención de poder ordenar un poco de desastre que dejamos con las sabanas y almohadas tiradas, luego de sacudir un poco y alizar lo mejor que pude las telas me vuelvo a recostar.- temprano debo ir a la universidad, si tu deseas despertar más tarde puedo dejar una llave para que cierres al salir y nos veremos cuando entre a trabajar ah.- me rasco la cabeza a la vez que la echo hacia atrás.- y aun creo que no seré capaz de verte a la cara mañana.

Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 15/11/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Mr. Gallant el Jue Dic 20, 2018 8:40 pm
Mr.  Gallant
Dipped you inside my white heart, and made it red
Recorro con mi lengua sus centímetros de polla lentamente –Cariño soy tan intenso que la habitación se funde cada vez que follamos–dije soltando una carcajada luego un profundo suspiro contra sus labios entreabiertos. Esbocé una sonrisa separándome un poco apoyando mis manos en el colchó –Tienes la polla tan dura como el mástil de la bandera del orgullo gay –Bajé la cabeza para ver que su polla estaba a punto así que aproveché para poder meterla en mi boca.

Ya que falto poco tiempo para liberar la carga que trago gustoso saboreando el delicioso semen que me da mi amante. Luego de eso relamí mis labios me eché boca arriba en la cama recostando la cabeza encima de la almohada. –Tengo la boca como si me hubiera enjugado con Baileys. Tú semen es tan afrodisíaco –Me acosté de lado para pasar mi mano por su torso sudoroso lentamente. Mis ojos se abrieron como platos cuando me hizo aquella pregunta que no me esperaba.

-¿Quieres que me quede contigo esta noche? –No podía evitar sonreír por lo que acababa de escuchar. La mayoría de las veces cuando tengo sexo, siempre al rato dicen de irse para dejarme solo. Parece que él es mucho más especial –Pues claro cariño. –Cuando toma mi mano me pillo por sorpresa porque casi siempre nadie me ha mostrado tanto cariño como lo que está mostrando mi amante menor. –Me siento como Demi Moore como cuando estaba  con Kutcher. Claro que lo nuestro espero que dure más –Descanso mi cabeza sobre el regazo de Colin mientras entretenido lo acariciaba suavemente con la yema de mis dedos haciendo círculos.

–Abrimos la peluquería a partir de las 8:00 así que supongo que podría invitarte a desayunar. Si me dejas –Reparto besos por su pecho para luego mordisquearle el cuello –No te preocupes por eso –Le dije sonriendo, cuando me sujeta el rostro  con sus manos aprovechando esa postura le planto un beso en los labios –Entonces desayunamos juntos. A mí me encantaría –vuelvo acostar mi cabeza sobre su regazo para abrazarlo. No sé porque sentía la necesidad de abrazarlo de poder sentirme protegido del mundo de afuera. –Mi abuela odia las muestras de cariño. Yo odio abrazarla porque sé en el fondo me detesta. –confesé a Colín como si aquello le importara mucho. Aunque necesitaba sacarlo –Mi abuelo me odiaba también, por ser gay.

Quiso echarme de su casa pero en ese momento mi abuela no le importo dejarme una habitación. Yo por aquel entonces…bueno…-
Suelto un bufido mirando hacía a otra parte para no tener que continuar con aquella conversación –Sabes que me apetece. Beberme un trago de algo fuerte ¿Tienes algo fuerte alcohol? Lo que sea…igual podría acercarme a comprar una botella. –Miré la hora y solté un suspiro –Es demasiado tarde. No hay nada abierto a estas horas…a no ser que nos alejemos y con suerte encontrar algo abierto. –Suelto un bostezo me acuesto de nuevo en la cama –Si, mejor. Mejor lo dejamos para mañana. Ahora durmamos un poco. Ohh! –Bostezo de nuevo para luego mirar a Colín –Sabes cuando era más joven tenía más energía para parar un tren pero a mis treinta años me siento como que eso ha cambiado.
Beverly Hills › Libre  › Mediodía


Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 25/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Colin Gray el Vie Dic 21, 2018 9:08 am
No sé quiénes son esos dos que dices, me parece que por si no había quedado claro nosotros somos de dos mundos distintos.- de buena gana acepto recibir al estilista cuando se acuesta sobre mí, por la posición en que estábamos le rodeo por la espalda con un brazo mientras que el otro lo sigo dejando totalmente laxo a mi costado. A mi pesar unas cuantas sonrisas se me escapan por las caricias que reparte con su boca por mi piel, no estaba acostumbrado a ser tan cariñoso luego del sexo pero el parecía disfrutarlo mucho así que nada me cuesta brindarle igual de algunas muestras de cariño.- Podemos desayunar juntos pero me sienta mal que tu debas pagarlo todo.- suspiro con pesar, echo la cabeza hacia atrás en la almohada porque en mis cálculos mentales las perspectivas económicas no son nada favorables, y eso me recuerda que de hecho es otra de las razones por las cuales nunca quise entablar ninguna relación amorosa, si apenas tengo dinero para mantenerme a mí mismo con vida no puedo permitirme velar por alguien más. Que ahora mi amante sea rico solo me deja en la vergonzosa situación de tener que aceptar que él sea el único con posibilidad de gastar dinero, y odiaría profundamente terminar pareciendo un interesado.- Prometo llenar mi despensa así podre cocinar algo la próxima vez que vengas.

Le estrecho más entre mis brazos porque me da la impresión de que eso es lo que desea, mientras solo me limito a escucharle hablar sobre su familia, sus abuelos para ser exacto; casi de forma involuntaria se me forma una mueca de desagrado ante lo que me cuenta de ellos, ninguno de los dos sonaban especialmente como personas agradables.

Resulta evidente que para Gallant no es agradable hablar de eso por como cambia de pronto de tema, aun con lo obvio que fue no digo nada al respecto, yo conocía perfectamente ese sentimiento de querer olvidar ciertas cosas.- conozco una tienda 24 horas que vende vino, yo aquí no tengo nada de eso, por muchas razones no puedo permitirme beber, pero si quieres puedo ir rápido a comprar una botella, no me tomara ni 15 minutos.- apenas iba a levantarme de la cama cuando mi acompañante empieza a bostezar, es entonces que no puedo reprimir esa parte demasiado madura de mi personalidad y que odio en ocasiones, que justo ahora me recuerda que ya es demasiado tarde y debo despertar temprano.- yo tengo 23, y por lo de hace rato puedo asegurar que tú tienes más energía que yo.- con delicadeza le aparto de mí, no quería que fuera a pensar que lo estaba rechazando pero debo recoger la cobija que aun seguía tirada justo donde la deje al despertarme. Una vez que la tengo cubro con ella el desnudo cuerpo de mi amante, aprovecho para apagar la luz antes de volverme a recostar y sin pensarlo siquiera le atraigo entre mis brazos nuevamente, ahora ambos cubiertos por la frazada.

¿Sabes? me gustas mas así, entiendo que es parte de tu personalidad pero no necesitas hacer todas esas insinuaciones sexuales para atraerme.- esbozo una sonrisa al presionar mi boca en rubio cabello, diablos hasta estando empapado de sudor me parece extremadamente suave.- la verdad es que esta parte tuya a la que le gusta recibir cariños me parece más linda.- giro el rostro hacia la mesita de noche para asegurarme de que  allí se encontraba mi teléfono cargándose, justo donde lo deje cuando entre a cambiarme.- es muy tarde, duerme bien.- me reacomodo  buscando una posición más cómoda de costado sin tener que dejar de abrazarle.- te despertare cuando sea hora.


En algún momento después de eso debí caer rendido, no estoy seguro cuando pero cuando conseguí escuchar la alarma sonando me provoco dar un violento respingo; tenía la horrible sensación de no haber dormido nada. Aun somnoliento me estiro para apagar la maldita alarma, es entonces que me percato de que hay otro cuerpo pegado al mío; las imágenes de lo sucedido anoche acuden a mí en torrente, es demasiado temprano en la mañana para comenzar a darle vueltas al hecho de que ahora estoy metido en una especie de relación gay con mi jefe.- Gallant despierta.- lo sacudo con cuidado de un hombro tratando de que reaccione.- debes levantarte o se me hará tarde y no podremos desayunar.- con una mano revuelvo su cabello, de echo luce un poco lindo de esa forma, y yo debo tener el cerebro más embotado de lo que imaginaba por solo haber pensado eso.

Haciendo la pereza a un lado me bajo de la cama, luego de prender la luz empiezo rápido a recoger toda la ropa que tiramos anoche, en especial trato de medio arreglar la del mayor que dejo en una silla.- puedo dejarte un poco de mi ropa si prefieres ah.- rápido saco dos cambios, uno para mí y otra en caso de que lo aceptara, enseguida tomo mi toalla que me coloco sobre el hombro, voy entonces a tomar de la mano a mi amante, casi tirando de el con el fin de que me siga al baño.- debemos apresurarnos, si quieres que desayunemos juntos como dijiste entonces debemos salir en menos de 20 minutos o llegare tarde a la primera hora.- sin duda esta ducha no fue pensada para albergar a dos hombres pero ahora no hay de otra, luego de temperar el agua hasta que resulta agradable me meto bajo el chorro y comienzo a enjabonarme.
Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 15/11/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Mr. Gallant el Dom Dic 23, 2018 4:21 pm
Mr.  Gallant
Dipped you inside my white heart, and made it red
Cerré los ojos acostando mi mejilla en el pecho de Colin mientras el continuaba parloteando sin parar. Solo logré escuchar algo de la edad que tenía cuando lo siguiente fue quedarme profundamente dormido. No sé cuánto tiempo paso pero no podía abrir los ojos. Solo respondí con un gruñido cuando la alarma del móvil de Colin resuena en la habitación –Mm, no apágalo.  –Me vuelvo a acostar cubriéndome con la manta para continuar durmiendo profundamente aferrado a la almohada. Ignorando por completo la luz de afuera de un nuevo día  –Uhm. No pasa nada cariño. No creo que se acabe el mundo si no voy al trabajo –Confesé aferrándome con fuerza mientras este tiraba de mi mano para obligarme a levantarme de la cama.

–Mm, deja un minuto más. Bien…pero no hace falta ir. Además podría –Bostezo estirando los brazos me rasco la cabeza que era como tener un nido encima –Oh! Parezco Freddy Krueger  -Me salgo de la cama para caminar hasta el cuarto del baño donde retiro la taza del wáter para vaciar la vejiga. –Ah! –Suelto un profundo suspiro para echar la cabeza atrás y luego tiro de la cisterna para acercarme al lavado lavarme las manos. -¿Has visto la película Ferris Bueller's Day Off de Matthew Broderick? Qué te parece si hacemos exactamente como él. –Entro en la ducha para sujetar el rostro de mi amante menor –Olvídate de las obligaciones por un maldito día.  Disfrutemos como locos de un día para nosotros solos. Hagamos locuras ¡Sí! –Levanto los brazos con una sonrisa de felicidad luego miro a Colin con cara de “Diablos se ha vuelto loco” asentí por lo que posiblemente estaba pensando. –Si estoy loco. Tú me has vuelto loco. Vamos –Coloco mis manos sobre sus caderas las aprieto suavemente para pegarme a su cuerpo por completo –Juntos, los dos y el mundo de afuera que nos aguarda. –

Le hago que se dé la vuelta para echarme un chorro de acondicionador en la mano para luego extenderlo por su cuero cabelludo –Tienes un cabello súper sueva Colin. Tocar tu cabello es como volver  a tener un orgasmo. Creo que se me ha vuelto a poner dura –Aproveché que estaba despistado para morderle suavemente en la oreja –Consigues que mi polla se ponga tan dura como el mármol de tu baño. No sé porque pero me ha entrado ganas de desayunarte –Me arrodillo entre sus piernas para agarrar su miembro que meto por completo en la boca entre tanto el agua de la ducha cae encima de mi espalda. Al poco tiempo comienzo a mamar a darle unos de los mejores mamadas que le había hecho a alguien en la vida.

Repartiendo suaves caricias a sus testículos a la vez que mamaba con profundidad su polla que dejaba chorreando de mí saliva. Se la chupe lentamente tomándome todo el tiempo del mundo para tenerla bien dura en mi boca; frote su polla por todo mi rostro para agarrarme de sus nalgas mamar ante su atenta mirada –Lo ves, así de guarro consigues ponerme. Quiero regalarte algo. Ayer hiciste por mi más que cualquier hombre. Así qué…te compensare. –Me pongo de pie para luego darle la vuelta apoyar mi barbilla sobre su hombro –Tú solo déjate llevar olvídate de las obligaciones, disfruta, vive la vida como si fuera la última vez. –Me arrodillo para separar sus nalgas meter mi lengua para chupar el ojo de su culo con ansia.

Moviendo la lengua en círculos mientras le escuchaba gozar como nunca. Aplaste mi barbilla contra su carne continúe chupando repartiendo suaves movimientos a su entrada que empezaba a reaccionar;  mi polla latía por cada gemido que escapaban de la boca de mi amante; cerré los ojos gozando de las sensaciones que me provocaba este joven, su olor, su sabor me había vuelto totalmente adicto a él de una forma bestial.  Con un dedo froto su agujero para lentamente metérselo. Noté lo apretado que estaba por lo que fue sumamente cuidadoso al ser virgen no quería hacerlo de forma brusca –Separa más las piernas cariño. –Lentamente saque el dedo para reemplazarlo con mi lengua volver a chupar su limpio agujero aprovechándome de llegar más profundo meter la lengua dentro –Lo estas disfrutando Colin. –La polla me chorrea estoy a punto si no me tocaba iba a explotar por la dura que la tenía. Entre tanto penetré más profundo dos dedos mirando como su ano se iba adaptado al tamaño  conforme más los movía en su interior. –Uhm! Quiero meterte mi polla.

Quiero sentirte que tus paredes apretadas presionen mi carne que va entrar por este culo. –
Le doy una nalgada para luego meneármela mirando su culo  abierto para mí –Igual podemos disimularla embestidas. –Deslice la punta de mi polla por el agujero mordiéndome el labio aguantando las ganas de meterla de gozar de su agujero. Doy golpecitos con el glande por su rajita metiendo solo la punta para luego sacarla –esto es una tortura. Dime…dime que me deseas. Quieres te la meta –Vuelvo hacerlo de  nuevo metiendo despacio la punta como si mojara la punta del un croissant en la leche templada. Reparto suavemente mordidas a su cuello para luego hundir mi lengua en su boca explorarla con calma. –Espera –Muerdo su labio para luego salirme empapado de la ducha buscar en los bolsillos de mis pantalones un condón. –Sii! –Por suerte había dos –Volví –doy saltitos de alegría me vuelvo a meter en la ducha con cuidado de no resbalarme –deja que esta vez te de un regalo de navidad adelantado. –Abrí el envoltorio ante su mirada  para luego sacarlo -¿Quieres hacer los honores?-Le pregunte rozando sus labios suavemente con una sonrisa de pervertido.


Beverly Hills › Libre  › Mediodía


Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 25/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Colin Gray el Sáb Dic 29, 2018 6:51 am
No me culpes a mí por tus locuras, eso de quedarse todo un día encerrados en casa para follar está bien para las películas pero la realidad es otra.- Lleno mi estropajo de jabón y comienzo a pasármelo por el cuerpo mientras que Gallant no dejaba de hablar y hablar, frunzo un poco el ceño cuando le siento situarse sobre mí y tomar mi cintura. Ya me hago una idea de por dónde va la cosa y debo decir que no me agrada, no me esforcé tanto en conseguir una beca como para perderlo todo solo porque me eche un novio que piensa con la cabeza entre las piernas. Suelto un profundo suspiro cuando tomo la resolución de no decirle nada, seguro que eso lo toma como que me agradan todos sus toqueteos…

Y justo como imagine mi silencio solo consigue alentarlo más, ignora las razones que me hicieron dejarle ir tan lejos, tal vez sea porque a mis 23 años realmente no he hecho nada que pueda considerarse una locura, siempre he actuado de la forma más responsable posible así que el solo faltar a clases sin ninguna razón para mi es impensable.- Ya basta no tienes que hacer nada de esto.- al darme la vuelta mis palabras llegan tarde, un ronco gemido es lo siguiente que escapa de mi boca cuando de nueva cuenta vuelvo a experimentar ese placer que tanto disfrute la otra noche. Por reflejo mi cuerpo se dobla, jadeante llevo ambas manos a los hombros del mayor quien no dejaba de chupar y mamar mi polla como si la vida le fuera en ello; moviendo cabeza y lengua con indiscutible maestría.- Gallant ahh.- extasiado echo la cabeza hacia atrás, mis ojos cerrados y la boca abierta.

Mi rostro se siente caliente, debe de estar más rojo que un tomate sobre todo cuando le miro sujetar mi miembro humedecido y restregarlo por toda su cara de una manera que si acaso llegue a ver en alguna porno.- Dices eso pero no es algo que pueda hacer fácilmente.- le respondo con total sinceridad porque el pensamiento de que sin duda hoy no podría ir a la escuela me sigue rondando la cabeza.

Supongo que peque de inocencia cuando no sospeche sus intenciones al darme la vuelta, no entendí lo que se proponía hasta que sus manos ya estaban separándome las nalgas y siento algo tibio y húmedo pasarse por toda mi raja. El gemido que suelto ante la sorpresa es alto, ronco incluso, de inmediato mis manos vuelan a la pared del baño en busca de un poco de soporte, mis piernas tiemblan al sentir el incontrolable reflejo por apretar el trasero y apartarlo de mí. En lugar de eso solo me quedo tembloroso, mi frente pegada a la tibia pared y mis piernas como si estuviesen echas de papel mojado.- Ahh.- la piel se me pone de punta, es como si todos mis receptores de placer se hubiesen concentrado de pronto en esa zona de mi cuerpo que no dejaba de ser estimulada.

Sin ser consiente del todo separo más las piernas cuando así me lo indica, al segundo pego un fuerte respingo porque siento algo que en definitiva no era su lengua presionarse en la apretada entrada. Mis ojos se abren de forma desmesurada, algunas lágrimas incluso se me escapan porque era una sensación que nunca imagine experimentar, tan novedosa que ni siquiera podía decidirme si me gustaba o no.

La noche pasada jamás me puse a pensar que tener una relación gay podía implicar en algún momento ser sodomizado, y si se me llego a pasar eso por la cabeza seguro  que lo elimine tan pronto descubrí que en ese momento era mi amante quien quería ser penetrado.- Maldición ah.- no puedo creer que de apoco me esté adaptando, no estoy seguro de cuantos pero si de que ya son varios los dedos que están hurgando dentro mío sin llegar a provocarme dolor.- Calla… tu eres un pervertido.- aprieto fuertemente los dientes al sentir su glande restregarse entre mis nalgas, presionar justo en mi entrada de un modo que me hace pensar que me la meteria de una vez pero al final solo se aparta, dejándome con la respiración aún más agitada y el corazón acelerado.- no estoy del todo seguro de querer hacer esto.- Me giro un poco justo a tiempo de recibir sus besos a los que no me puedo resistir, sin que me lo proponga me dejo llevar al unir nuestras lenguas, antes de que fuera el quien se aparta y sin más explicaciones sale del baño dejándome todo confundido.

Al volver tardo medio segundo en darme cuenta de que fue por un preservativo, sin duda este tipo era un maniaco del sexo; acostumbrar llevar un condón en el bolsillo pasa, pero dos ya es demasiado.- No te rendirás verdad?.- suspiro resignado, tomo con cuidado el pequeño envoltorio, luego me arrodillo para poder colocárselo con mayor facilidad, si estaba tan duro que no me costó esfuerzo deslizar el látex por toda la extensión de su falo.- Bien tu ganas, pero que quede claro que no te volveré a dejar quedarte a dormir en mi casa y jamás nos bañaremos juntos nuevamente.- le masturbo un poco siempre cuidando de no dañar la fina capa, me aseguro de que este bien colocado hasta la base de sus cojones, luego me levanto y vuelvo a colocar con el pecho contra la pared, mis manos apoyadas en ella y el trasero echado hacia atrás. La verdad es que estoy bastante nervioso, incluso creo que el corazón se me saldrá de un momento a otro pero procuro mostrarme tranquilo.- vamos hazlo rápido, puede que faltar hoy a la universidad pero tú no deberías faltar al trabajo, y yo necesito la paga así que no puedo faltar.- muerdo mi labio inferior a la espera de que al fin me la metiese; no puede ser tan malo, la otra noche el parecía disfrutarlo bastante asi que no creo que sea tan malo.
Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 15/11/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Mr. Gallant el Dom Dic 30, 2018 10:11 pm
Mr.  Gallant
Dipped you inside my white heart, and made it red
Recorro con mi boca su cuello para mordisquearlo  suavemente mientras mi mano acariciaba su polla que agarro con firmeza con una mano le empiezo a masturbar lentamente. Le hago que se incline para hundir  la cabeza de mi polla en su apretada abertura que va tomando más terreno; las paredes de su culo me doblegan a intensas olas de placer conforme más me adentraba en su interior más lo disfrutaba.

Agarre su cadera pegando esta a mi pecho y comienzo mover las manos notando como de poco se iba relajando más y más para abandonarse al placer que le estaba proporcionando. Roncos gemidos escapan de mi garganta que se convierten en gruñidos por cada estocada a mi amante más joven. –Eres delicioso y  tener el placer de explorar tu virginal culo lo hace más placentero.  –Conforme iba ganando terreno las estocadas se hacía más rudas en el interior de Colin; las paredes de su culo late al ritmo con que me lo estaba follando. Sabía que quería terminar lo antes posible para irse ocuparse de sus cosas, pero solo quería que esos minutos se hiciera eternos para gozar más de los gruñidos de mi amante mientras le metía mi polla por detrás y gozaba como lo haría cualquier perra que ahora se estaría tocando el coño con los dedos.

Ahhh! –Notaba el calor que se apoderaba de mi cuerpo me dejaba arrastrar por las sensaciones que creí olvidadas y que nunca volvería experimentar a mis 30 años. Con el no solo estaba experimentando el placer si no que empezaba a sentir algo más profundo de lo que podría llegar a imaginar. Me pegué a su espalda con mis manos sobre sus caderas que golpeaban con violencia en cada vaivén de nuestros cuerpos.

Sabía que de un momento a otro acabaría por venirme en el interior de Colin. Al  verle arquear su espalda me incitaba más a continuar. Le beso en la boca conforme más abrazaba su pecho recorriendo este con la intención de atrapar su polla dura empezar a masturbar. Lo noté pegajoso sabía que estaba a punto que en cualquier momento se me vendría en mi mano. –Colin, me vuelves loco –Mi lengua se desliza por su oreja que atrapo con la punta de mis dientes. Mi mejilla pegada a la suya en cada nueva embestida por mi parte; mi polla entrando y saliendo de su interior con más ritmo que antes. Sabía que estaba a punto –Donde quieres que me venga –apreté los dientes con fuerza sintiendo que si seguía bombeando su culo de esa manera acabaría de un momento a otro.
Beverly Hills › Libre  › Mediodía


Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 25/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Colin Gray el Sáb Ene 05, 2019 10:44 am
Abro los ojos desmesuradamente nada más sentir la primera presión de su gorda cabeza entre mis piernas, trato de relajarme todo lo que puedo, me esfuerzo todo lo posible por no tensarme porque imagino que de hacerlo solo dolería más pero resulta difícil. Conforme va entrando en mi interior un par de lágrimas se me saltan, corren  por mi rostro antes de ser lavadas por el agua de la ducha. Aprieto fuertemente los dientes para evitar gemir, mis piernas tiemblan y las manos las mantengo apretadas en puños contra la pared.- Ahhh.- jadeo echando hacia adelante la cabeza que termino por pegar a los mosaicos, no me esperaba que fuera de esta manera, si es verdad que tampoco es lo más doloroso del mundo pero las intensas punzadas como el escozor que recorre toda esa zona provoca que más lagrimas se me salgan, incluso saliva chorrea de mi boca semi abierta entre los gimoteos.- joder…- trago duro pues siento la garganta seca, mi cuerpo entero se estremece, aun cuando trate de evitarlo los músculos se me tensan cuando consigue meterse por completo dentro mío.

Calla.- jadeo apenas con aliento, la cabeza aun medio oculta pues la mantenía baja. De a poco consigo acostumbrarme a las estocadas aun cuando estas se tornan cada vez más intensas, golpean más duro, con más velocidad machacando mi interior, aun no se decir si la sensación es maravilloso u horrible porque con cada embestida es como si removiera con la punta de su pene mis intestinos.- Oh maldición.- Fugazmente me pregunto si esto es lo que sienten las mujer cada vez que se las follan y al tiempo me pregunto cómo es que puede gustarles, otra parte de mi cabeza solo puede pensar que al terminar con todo esto tendré un agujero gigante en lo que alguna vez fue mi culo.

Luego de un rato el dolor ha desaparecido casi en su totalidad, ahora solo debo esforzarme en mantener las piernas sin flaquear, con cada estocada me hace sentir que acabare por desplomarme de un momento a otro pero me esfuerzo por aguantar, los ojos fuertemente cerrados y mi miembro semi erecto rebotándome entre las piernas al igual que mis testículos. Profiero un gemido de sorpresa cuando su mano de pronto sujeta mi pene y lo empieza a masturbar, es en ese momento que las sensaciones me desbordan, eso junto con el continuo golpeteo a una parte dentro de mí que me arranca gemidos provoca que de un momento a otro de mi polla salgan algunos chorros de semen derramándose sobre la pared del baño. La sensación de tener un orgasmo mientras que tienes una polla metida bien profundo en el ano es algo totalmente diferente a todo lo que había experimentado hasta ahora. Durante unos momentos pude sentir como mi esfínter se dilataba a más no poder y contraía al mismo tiempo en espasmos que me hacen arquear, proferir un grito ahogado contra mis manos.

Los lloriqueos se producen por la sobre estimulación de sentirle aun bombeando dentro mío y toqueteando mi miembro antes de que se me ponga flácido.- No importa ahhh.- me estremezco bajo su cuerpo.- Hazlo donde quieras solo córrete ya.
Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 15/11/2018

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Mr. Gallant el Dom Ene 06, 2019 8:02 pm
Mr.  Gallant
Dipped you inside my white heart, and made it red

Ah! ah! –Sentía que estaba a punto de venirme porque no dejaba de bombear ese trasero tan joven, que me daban ganas de derramarme todo entero dentro sentir esas palpitantes paredes anales contraer mi pedazo. -Voy a venirme en tu culo –Relamo mis labios sin dejar de embestirle de acariciar su erección que había salpicado parte de los azulejos del baño.

–Eres muy travieso –lamo su mejilla con descaro continué hasta que no pude más viniéndome con fuerza en el interior de su agujero  abierto cubierto de mi esperma que chorreaba por la punta del glande. –Ha sido fantástico Colin. Me has dado la vida. Sí, porque la peluquería no llenaba lo vacío que me sentía por dentro –le beso en los labios despacio, y  le acaricio el pecho le hago que se dé la vuelta para recorrer con mi lengua su boca explorar esta mientras disfrutaba de la suavidad de sus labios.

Muerdo lentamente su labio inferior para luego deslizar mis dedos retirar los mechones oscuros de su rostro –No sé qué has visto en mi. Es decir… soy tan mayor y tú mírate estas en la flor de la vida. –Le abrazo suavemente para sentir su cuerpo pegado al mío. He de admitir que mi corazón dio un brinco por cada acariciar cada sensación que me provocaba el estar cerca de él –sabes que es sentir algo profundo por alguien. Temer que esa persona en un momento a otro te deje por alguien de su misma edad. –Me separo apoyo mis manos sobre sus hombros para que pueda mirarme fijamente a los ojos. Podría ahogarme en el azul intenso de esa mirada. –Me romperías en pedazos Colin. Contigo el sexo es fabuloso pero no quiero que esta relación solo sea sexo. Desearía profundizar más como el internet y la wifi unidos para un bien común. –No puedo evitar esbozar una sonrisa ante la idea de compartir mi vida con él.

-Tú y yo juntos el mundo de afuera. Podemos ir a esos eventos de gays en pareja. Siempre he querido ir a esos eventos pero no me invitaban porque no tenía pareja. ¡Perras! –Exhalé un profundo suspiro mirándole ahí con esa expresión de incertidumbre. No quisiera saber que piensa. Si, quisiera saber que piensa y si cree que es una idea estupenda –Tú me has cambiado querido. Yo voy a cambiarte. –Le acaricio el cabello suavemente mordiéndome el labio para de nuevo abrirme paso con mi lengua a su boca acariciar la suya –debes estar abrumado. Si quieres ir a clases, no te detendré ¿Quieres que te recojan después de clases? Podríamos a embriagarnos algún club o algo ¿Qué me dices? Sería fantástico poder hacer algo de eso contigo. –No sabía cómo comportarme porque era la primera vez que experimentaba este tipo de sentimientos hacía a otra persona.

Beverly Hills › Libre  › Mediodía


Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 25/08/2017

Ver perfil de usuario
avatar
Humanos

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.